Sonido Casino En Vivo - Chisme Calientito

[Mega Thread] Origen de palabras y frases argentinas

Estimados rediturros, en base al post del usuario que hoy descubrió la etimología de Michi (gato), vengo a hacerles entrega del thread que se merecen aquellas personas curiosas.
Seguramente faltan varias palabras pero dejo las que fui recolectando. ----
A CADA CHANCHO LE TOCA SU SAN MARTÍN.
Alude al 11 de noviembre, día de San Martín de Tours, patrono de Buenos Aires, que se celebra comiendo lechón. Significa que a todos les llega en algún momento la compensación por sus buenos o malos actos.
A SEGURO SE LO LLEVARON PRESO.
Viene de Jaén, España, donde los delincuentes eran recluídos en el Castillo de Segura de la Sierra. Originalmente se decía `a (la prisión de) Segura se lo llevaron preso`, que advertía de no robar, para no terminar en Segura. Hoy significa que nadie está libre de alguna contingencia.
AL TUN TÚN.
Con la expresión `al tun tún`, los paremiólogos no se ponen de acuerdo: para unos deviene de `ad vultum tuum`, que en latín vulgar significa `al bulto`, y para otros, es una voz creada para sugerir una acción ejecutada de golpe. De cualquier forma, hoy `al tun tun` indica algo hecho sin análisis ni discriminación.
ANANÁ.
Es una fruta nativa de América del Sur, deliciosa, decorativa y habitualmente asociada con los climas tropicales. El vocablo ananá proviene de nana, que en guaraní significa perfumado. Y fueron los colonizadores portugueses quienes adaptaron esta voz original guaraní para acercarla al modo en que hoy la usamos en la Argentina. Otra de sus nominaciones, piña, se debe a Cristóbal Colón, quien al verla por primera vez (en 1493, en la isla de Guadalupe) pensó erróneamente que había encontrado un tipo de piñón de pino.
ATORRANTES.
Lo de `atorrantes` viene de principios del siglo pasado, cuando colocaron unos grandes caños de desagüe en la costanera, frente a la actual Casa de Gobierno, en lo que hoy es Puerto Madero. Éstos tenían la leyenda `A. Torrant et Cie.` (nombre del fabricante francés) bien grande a lo largo de cada segmento de caño, y estuvieron casi más de un año hasta que, por fin, los enterraron. Mientras tanto `se fueron a vivir a los caños` cuanto vago, linyera y sujetos de avería rondaban por la zona y así surgió este dicho. Cuando la gente se refería a las personas que vivían en esos caños, los llamaban "A-Torran-tes". Más adelante se llamó así a toda persona vaga o de mal comportamiento.
BACÁN.
Aunque casi ya no se emplea, podemos escuchar esta palabra en muchísimos tangos de comienzos del siglo XX. “Mina que de puro esquillo con otro bacán se fue”, dice la letra de Ivette, compuesta por Pascual Contursi. “Hoy sos toda una bacana, la vida te ríe y canta”, reza Mano a mano, el clásico de Celedonio Flores. Del genovés baccan (jefe de familia o patrón), el término alude a una persona adinerada, elegante, amante del buen vivir y acompañó un fenómeno social: el surgimiento de la clase media y la figura del hombre capaz de darse ciertos lujos y exhibirlos.
BANCAR.
Con frases como “Yo te banco” o “No te banco más”, bancar es uno de los verbos que más usamos los argentinos para expresar si aguantamos, toleramos o apoyamos a algo o alguien. El origen del término es bastante discutido. Algunas opiniones señalan que alude al banco en el que nos sentamos, en el sentido de que este soporta nuestro cuerpo. Sin embargo, otros argumentan que se trata de una expresión popularizada gracias a los juegos de azar. Es que “bancame” era la súplica que hacían los apostadores a los responsables de la banca en los casinos.
BARDO.
Esta voz comenzó a utilizarse en la década del 80 y se propagó rápidamente, incluso con su verbo derivado: bardear. Se aplica para indicar la ocurrencia de problemas, líos, desorden o embrollos. Para algunos es una especie de “lunfardo del lunfardo” porque se trata de una simplificación del término balurdo, otra locución coloquial que tomamos del italiano (balordo: necio o tonto). Así que están avisados: la próxima vez que digan que algo “es un bardo”, sepan que del otro lado del océano pueden interpretar que se refieren simplemente a una tontería.
BERRETÍN.
Una obsesión, un capricho, una esperanza acariciada sin fundamento racional… eso es un berretín. De origen genovés, donde beretín alude a una especie de gorro o sombrero, la creatividad popular nombró así a los deseos intensos que llevamos en la cabeza. El tango supo recoger esta palabra. Por ejemplo, Niño bien arranca: “Niño bien, pretencioso y engrupido, que tenés el berretín de figurar”. Esta voz, hoy casi en desuso, también llegó al cine. En 1933 se rodó Los tres berretines, la segunda película argentina de cine sonoro que narraba tres pasiones porteñas: fútbol, tango y cine.
BOLÓ.
Sin lugar a dudas, boludo es una de las palabras que identifican a los argentinos y que más transformó su sentido a lo largo de las últimas décadas. De ser agresiva e insultante, se convirtió en una expresión inocente y típica empleada para llamar la atención del otro. En la provincia de Córdoba evolucionó de tal modo que terminó teniendo una sonoridad totalmente diferente: boló. Y la frase “¿Qué hacé’ boló?” podría ser perfectamente el saludo entre dos cordobeses que se tienen la más alta estima.
BOLUDO [Mención especial].
Convertida en un verdadero clásico argentino, boludo (y sus derivados, boludez, boludeo, boludear) fue mutando su significado a través del tiempo.
En el siglo XIX, los gauchos peleaban contra un ejército de lo que en aquella época era una nación desarrolla como la española.
Luchaban contra hombres disciplinados en las mejores academias militares provistos de armas de fuego, artillería, corazas, caballería y el mejor acero toledano, mientras que los criollos (montoneros), de calzoncillo cribado y botas de potro con los dedos al aire, sólo tenían para oponerles pelotas, piedras grandes con un surco por donde ataban un tiento, bolas (las boleadoras) y facones, que algunos amarraban a una caña tacuara y hacían una lanza precaria. Pocos tenían armas de fuego: algún trabuco naranjero o arma larga desactualizada.
Entonces, ¿cuál era la técnica para oponerse a semejante maquinaria bélica como la que traían los realistas? Los gauchos se formaban en tres filas: la primera era la de los "pelotudos", que portaban las pelotas de piedras grandes amarradas con un tiento. La segunda era la de los "lanceros", con facón y tacuara, y, la tercera, la integraban los "boludos" con sus boleadoras o bolas. Cuando los españoles cargaban con su caballería, los pelotudos, haciendo gala de una admirable valentía, los esperaban a pie firme y les pegaban a los caballos en el pecho. De esta forma, rodaban y desmontaban al jinete y provocaban la caída de los que venían atrás. Los lanceros aprovechaban esta circunstancia y pinchaban a los caídos.
En 1890, un diputado de la Nación aludió a lo que hoy llamaríamos "perejiles", diciendo que "no había que ser pelotudo", en referencia a que no había que ir al frente y hacerse matar. En la actualidad, resemantizada, funciona como muletilla e implica un tono amistoso, de confianza. El alcance del término es tan grande que, en el VI Congreso de la Lengua Española, realizado en 2013, el escritor argentino Juan Gelman la eligió como la palabra que mejor nos representa.
BONDI.
A fines del siglo XIX, los pasajes de tranvía en Brasil llevaban escrita la palabra bond (bono en inglés). Por eso, las clases populares comenzaron a referirse al tranvía como bonde (en portugués la “e” suena como nuestra “i”). A partir de entonces, el recorrido del vocablo fue directo: la trajeron los italianos que llegaban desde Brasil y, cuando el tranvía dejó de funcionar en Buenos Aires, se convirtió en sinónimo popular de colectivo.
CAMBALACHE.
Es el título del emblemático tango escrito por Enrique Santos Discépolo en 1935. Pero, ¿sabés qué significa exactamente esta palabra? Originalmente deriva del verbo cambiar y en nuestro país se utilizó para nombrar a las antiguas tiendas de compraventa de objetos usados. Este es el sentido que se le da en el tango cuando dice: “Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remache, vi llorar la Biblia junto al calefón”. Por eso, el significado se transformó en sinónimo de desorden o mezcla confusa de objetos.
CANA.
Existen diferentes versiones para explicar cómo surgió este vocablo que en lunfardo significa unívocamente policía. Una dice que proviene de la abreviatura de canario, que se empleaba en España para designar a los delatores. Aunque la historia más extendida lo ubica en el idioma francés, del término canne, y alude al bastón que portaban los agentes del orden. Como sea, cana pasó a nombrar a la policía y, más tarde, se empleó como sinónimo de cárcel (“ir en cana”). Hoy también se utiliza la expresión “mandar en cana” para decir, con picardía, que dejamos a alguien en evidencia.
CANCHA.
Apasionados por el deporte, los argentinos repetimos frases que ya forman parte de nuestra genética. “El domingo vamos a la cancha” es una de ellas. Como es sabido, cancha es el espacio que se destina a eventos deportivos y, en ocasiones, a algunos espectáculos artísticos. Pero lo que pocos conocen es que esta palabra proviene del quechua, lengua originaria en la que kancha significa lugar plano. La acepción que en la actualidad le damos a esta expresión llegó con la práctica de la lidia de toros y pronto se expandió a todos los deportes.
CANILLITA.
El origen de esta palabra es literalmente literario. La voz se toma de Canillita, una pieza teatral escrita por Florencio Sánchez en los primeros años del siglo XX. El protagonista es un muchacho de 15 años que trabaja en la calle vendiendo periódicos para mantener a su familia. Como sus piernas son muy flaquitas y lleva unos pantalones que le quedaron cortos por los que asoman sus canillas, lo llaman Canillita. Desde 1947, el 7 de noviembre se celebra el Día del Canillita en homenaje a la muerte del gran escritor uruguayo, autor de otra obra emblemática M’hijo el dotor.
CATRASCA.
Puede que, a menudo, muchos de los que utilizan esta palabra para referirse socarronamente a las personas torpes o propensas a los pequeños accidentes no tengan cabal idea de su significado literal. Sucede que esta expresión se establece como síntesis de la frase “Cagada tras cagada”. En la Argentina, se hizo popular en 1977 a partir de la película El gordo catástrofe, protagonizada por Jorge Porcel, quien personificaba un hombre que vivía de accidente en accidente y al que todos llamaban Catrasca.
CHABÓN.
Desde el tango El firulete, de Rodolfo Taboada, que dice “Vos dejá nomás que algún chabón chamuye al cuete y sacudile tu firulete…”, hasta After chabón, el último disco de la banda de rock Sumo, esta voz del lunfardo se instaló en la cultura argentina como sinónimo de muchacho, tipo o pibe. El término deriva de chavó (del idioma caló, usado por el pueblo gitano), que significa joven, muchachuelo. De allí provienen, también, algunas variantes como chavo y chaval, empleadas en diferentes países de habla hispana.
CHAMAMÉ.
La palabra chamamé proviene del guaraní chaá-maì-mé (“estoy bajo la lluvia” o “bajo la sombra estoy”). Según Antonio Sepp, musicólogo jesuita, los nativos se reunían bajo un enorme árbol y, en forma de ronda, hablaban y cantaban ordenadamente a lo largo de la noche; respetaban así la sabiduría de los años, sin negarles un lugar a los más jóvenes. Muchas veces terminaban danzando y desplazándose como en un rito de adoración o gratitud. Es en esos espacios de encuentro donde se cree que nació el chamamé, esa marca de identidad musical de la Mesopotamia.
CHAMIGO.
La oralidad reunió che y amigo en un solo término para dar origen a una tercera palabra: chamigo. En este caso, el vocablo che proviene del guaraní, y no del mapuche ni del valenciano, donde tiene otros significados. En guaraní, che es el pronombre posesivo mi, y por eso chamigo quiere decir mi amigo o amigo mío. Esta voz se emplea en Chaco, Corrientes, Misiones y Entre Ríos, provincias donde la cultura guaranítica tiene mayor peso. “El chamigo es algo más que lo común de un amigo, es esa mano que estrecha con impulso repentino”, canta el chamamecero Antonio Tarragó Ros.
CHANGO.
En el noroeste se usa la palabra chango, o su diminutivo changuito, como sinónimo de niño o muchacho. El término deriva de una voz quechua que significa pequeño. Una zamba dice “Cántale, chango, a mi tierra, con todita tu alma, con toda tu voz, con tu tonadita bien catamarqueña; cántale, changuito, lo mismo que yo”. Nieto, Farías Gómez y Spasiuk son solo tres de los Changos que ha dado el folklore argentino y que llevan este vocablo como apodo, indisolublemente unido a su apellido.
CHANTA.
Se trata de la abreviatura de la voz genovesa ciantapuffi, que significa planta clavos; es decir, persona que no paga sus deudas o que no hace bien su trabajo. Pero en nuestro país, cuando le decimos chanta a alguien, nos referimos a que no es confiable o creíble, que es irresponsable o no se compromete. Aunque también se asocia a la picardía si se emplea para nombrar a aquel que finge y presume cualidades positivas. En otras palabras, un chanta sería un charlatán, un chamuyero. En cambio, “tirarse a chanta” es abandonar las obligaciones o, como se dice en la actualidad, “hacer la plancha”.
CHAUCHA Y PALITO.
Se estima que esta frase nació en nuestro campo y se la usa para referirse a algo de poco beneficio económico o ínfimo valor. El palito alude al de la yerba que flota en el mate mal cebado: aquello que no sirve, que está pero molesta. En el caso de chaucha refuerza el sentido: para el gaucho, básicamente carnívoro, la chaucha era un vegetal sin importancia, barato, del que prefería prescindir. Además, en tiempos de la colonia, chaucha se denominaba una moneda de poco valor. Como decir “poco y nada”, pero referido unívocamente al valor monetario.
CHE.
Es una de las palabras que más nos identifica en el mundo. Casi como una seña personal. La usamos para llamar la atención del otro, para quejarnos o simplemente como interjección. La historia más difundida sostiene que es una voz mapuche que significa gente. Sin embargo, otra teoría señala que proviene de Valencia (España), donde le dan usos similares a los nuestros. Ernesto Guevara, ya que de Che hablamos, debe su apodo a la recurrencia con que empleaba la muletilla en su discurso coloquial.
CHORIPÁN.
A mediados del siglo XIX, los gauchos que habitaban las zonas rurales del Río de la Plata dieron origen a una de las minutas que más caracteriza los domingos de los argentinos: el choripán. El término, que es un acrónimo de chorizo y pan, nació en los tradicionales asados gauchescos cuando comer una achura entre dos trozos de pan empezó a ser costumbre. Hoy, a esta denominación que ya es un símbolo identitario de nuestro vocabulario, se le acoplaron dos sándwiches más: vaciopán y morcipán.
COLIFA.
Colifa es un término muy popular que empleamos para expresar, con cierta ternura, que alguien está loco, piantado o rayado. Aunque el sentido común nos lleva a pensar que proviene del término colifato, los estudiosos explican que coli deriva del vocablo italiano coló (que significa, justamente, chiflado). A su vez, colo es loco al vesre ()al revés en lunfardo). Entonces, colifato, y su apócope colifa, aparecen como transformaciones de ese término original que en el habla de la calle sumó sílabas con fines únicamente creativos.
CROTO.
La expresión `Croto` se remonta a la década del `20, cuando el entonces Ministro de Obras Públicas y Transporte, Crotto, implementó una especie de certificado de pobreza y cuyo portador podía viajar gratis en los tranvías y trenes. Hoy en día se denomina con este nombre a toda persona mal vestida que con su apariencia denota su estado de indigencia.
CUARTETO.
En cualquier lugar del mundo se denomina cuarteto a un conjunto de cuatro integrantes, pero para los argentinos se trata, además, de un género musical con influencias de la tarantela y el pasodoble. Este ritmo tropical, que comenzó a bailarse en las zonas rurales de la provincia de Córdoba durante la década del 40 y se popularizó en todo el país en los 90, es una creación cien por ciento argentina. Sus dos exponentes más emblemáticos, Carlos “La Mona” Jiménez y Rodrigo Bueno, convirtieron a este género en una alegre y festiva marca de identidad.
DEL AÑO DEL ÑAUPA.
Se trata de una expresión muy antigua y, decirlo así, puede parecer redundante. Porque ñaupa es una voz quechua que significa viejo o antiguo. En general, se emplea para aludir a un acontecimiento que data de tiempo atrás. La creencia popular considera que Ñaupa fue una persona que tuvo una existencia asombrosamente prolongada. Muy utilizado en la década del 30, suele asociarse al lunfardo, en especial cuando se dice que un tango es “del año del ñaupa”. Su equivalente en España es “del tiempo de Maricastaña”. La versión moderna sería "del año del orto"
DESPIPLUME.
Muchas veces, los medios de comunicación masiva logran instalar expresiones en el habla cotidiana gracias a memorables personajes de ficción y, también, a los guiones de algunas publicidades. Es el caso de despiplume, una voz que nació en la década del 70 en un spot de la famosa marca de coñac Tres plumas protagonizado por Susana Giménez. A través de un juego de palabras, la idea fue asociar el término despiole al producto. Sin dudas, lo lograron, pues si bien hoy la expresión casi no se usa, cualquiera sabe qué queremos decir cuando afirmamos que “esto es un despiplume”.
DULCE DE LECHE.
“Más argentino que el dulce de leche”, dice la expresión popular. Sin embargo, son varios los países que se atribuyen su creación. Nuestra versión cuenta que esta delicia nacional nace de una casualidad. En 1829, Juan Manuel de Rosas esperaba a Juan Lavalle, su enemigo político, en una estancia. La criada hervía leche con azúcar para cebar el mate y olvidó la preparación por largo tiempo en el fuego. Aún así, Rosas quiso probar la sustancia espesa y amarronada que se había formado en la olla. Para sorpresa de la criada, le encantó y decidió bautizarla dulce criollo.
EN PAMPA Y LA VÍA.
Quedarse sin un peso, agotar los recursos, tener que vender la casa… Cualquiera de estas circunstancias puede expresarse con el mismo dicho: “Me quedé en Pampa y la vía”. ¿Alguna vez escuchaste de dónde viene este dicho? Tiene una ubicación geográfica muy precisa porque la calle La Pampa se cruza con la vía del tren muy cerca del hipódromo de Buenos Aires. Cuenta la leyenda que los jugadores que apostaban a los caballos, cuando tenían un día de mala racha y lo perdían todo, se iban del barrio en un ómnibus que salía del cruce de Pampa y la vía.
FIACA.
La historia de esta palabra –que todos asociamos a la pereza y desgano– se origina en el habla de los almaceneros de barrio procedentes de Italia. En genovés, fiacún alude al cansancio provocado por la falta de alimentación adecuada. Y fueron estos comerciantes quienes diseminaron el término que, con el uso coloquial, se transformó en fiaca. Como habrá sido que se instaló, que una de las famosas Aguafuertes porteñas de Roberto Arlt se refiere al tema: “No hay porteño, desde la Boca a Núñez, y desde Núñez a Corrales, que no haya dicho alguna vez: ‘Hoy estoy con fiaca”.
GAMBETA.
Proviene de gamba, que en italiano significa pierna, y es un término que usamos en diferentes contextos. Por ejemplo, “hacer la gamba” es ayudar a otra persona. Claro que, si las cosas no salen bien, decimos que lo que hicimos fue “meter la gamba”. Puntualmente, gambeta refiere a un movimiento de danza que consiste en cruzar las piernas en el aire. Pero en el Río de la Plata funciona como metáfora de otro arte, el fútbol: porque en el campo de juego, gambeta es el movimiento que hace el jugador para evitar que el contrario le arrebate la pelota. Por eso, en el uso cotidiano, cuando sorteamos obstáculos decimos que gambeteamos.
GAUCHADA.
En nuestro lenguaje cotidiano, hacer una gauchada es ayudar a alguien sin esperar nada a cambio. La gauchada era una actitud típica de los gauchos, un gesto completo de solidaridad. Es que estos hombres cumplieron un rol clave en la guerra de la Independencia por su valentía, habilidad para cabalgar y gran conocimiento del territorio. Por el contrario, hacer una guachada es cometer una traición, aunque detrás de esta expresión haya un sentido más trágico que desleal. Y es que guacho refiere a la cría animal que perdió a su madre, y por extensión, a los niños huérfanos.
GIL.
A la hora de dirigirse a alguien en forma peyorativa, gil es una de las expresiones preferidas por los argentinos. Asociada a la ingenuidad o a la falta de experiencia, algunos sostienen que proviene de perejil, otra voz coloquial que en una de sus acepciones puede emplearse con un significado parecido, puesto que hasta hace unos años era una hortaliza tan barata que los verduleros directamente la regalaban. Sin embargo, gil proviene del caló, una antigua lengua gitana en la que gilí quiere decir inexperto.
GUACHO.
En el campo se denomina como guacho al ternero que queda huérfano.
GUARANGO.
Es lamentable, pero algunas palabras que usamos cotidianamente provienen de situaciones históricas de discriminación y exclusión. Es el caso de guarango, que si bien en la actualidad se emplea como sinónimo de grosero, maleducado o malhablado, fue instalada por los españoles de la conquista como referencia despectiva y racista hacia los nativos que hablaban en guaraní. Decirle guarango a la persona que emplea un vocabulario soez es ofensivo pero no por la adjetivación que pretende, sino porque su origen alude a una descalificación arbitraria.
GUASO.
La frecuencia con que se emplea el término guaso en Córdoba lo convierte en un cordobesismo. Pero ser guaso en esta provincia tiene por lo menos dos niveles. Cuando alude a un hombre: “El guaso estaba tomando algo en el bar”, la palabra solo sirve para definirlo como individuo masculino (en este caso, guaso funciona como sinónimo de tipo, chabón, etc.). Pero también se emplea para hacer referencia a alguien grosero o de poca educación: “No seai guaso vo’”. Y es tal la dinámica del vocablo que permite hiperbolizarlo, de manera que algo guaso pueda crecer hasta ser guasaso.
GUITA.
En lunfardo, el dinero tiene infinidad de sinónimos: mango, viyuya, morlaco, vento, mosca, tarasca. También existe un lenguaje propio para hablar de su valor: luca es mil, gamba es cien y palo es millón. Sin embargo, el origen del término guita es difícil de rastrear. Una de las versiones más difundidas sostiene que proviene del alemán, específicamente del germano antiguo, de la voz witta, usada para denominar algo fundamental sin lo cual no se puede vivir. A su vez, witta también proviene del latín vita que significa vida.
GURÍ.
¿Alguna vez te dijeron gurí o gurisa? Seguramente fue cuando todavía eras un chico. Porque el término proviene de la voz guaraní ngiri y significa muchacho, niño. Es una palabra que podemos escuchar en Corrientes, Misiones y Entre Ríos, y por supuesto también en la República Oriental del Uruguay. “¡Tu recuerdo ya no es una postal, Posadas! Ni tu yerbatal, ni tu tierra colorada. Con un sapukay siento que tu voz me llama porque tengo en mí, alma de gurí”, dice la letra del chamamé Alma de gurí.
HUMITA.
La humita es mucho más que un gusto de empanada. Pero son pocos los que saben que la palabra proviene de la voz quechua jumint’a, un alimento que preparaban los antiguos pueblos indígenas del continente (incas, mayas y aztecas). Hecho a base de choclo triturado, la preparación incorpora cebolla, tomate y ají molido, se sirve envuelto en las mismas hojas de la planta del maíz. Este delicioso y nutritivo plato es típico de Chile, Bolivia, Ecuador, Perú y el norte argentino.
IRSE AL HUMO.
“Se me vino al humo” es una imagen cotidiana en el habla de los argentinos. El dicho alude al modo en que los indígenas convocaban a los malones y figura en el Martín Fierro, de José Hernández: “Su señal es un humito que se eleva muy arriba / De todas partes se vienen / a engrosar la comitiva”. Pero también la registra Lucio V. Mansilla en Una excursión a los indios Ranqueles: “El fuego y el humo traicionan al hombre de las pampas”, escribe dando a entender que una fogata mal apagada o la pólvora que quemaban los fusiles bastaban para que lanzas y boleadoras acudiesen a la humareda.
LABURAR.
Laburar surge naturalmente del verbo lavorare (trabajar en italiano), que a su vez deriva de labor en latín, cuyo significado es fatiga, esfuerzo. La connotación negativa se encuentra también en los orígenes del término en español ya que trabajar proviene del vocablo latín tripalium, traducido como tres palos: un instrumento de castigo físico que se usaba contra los esclavos. De modo que si bien el laburo dignifica y es salud; el origen de su locución nos remonta a situaciones que poco tienen que ver con esos significados.
MATE.
La propuesta es natural en cualquier parte: “¿Y si nos tomamos unos mates?”. Esta infusión, la más amada por los argentinos, toma su nombre, como muchas otras palabras, de la lengua quechua. Porque mati es la voz que empleaban los pueblos originarios para referirse a cualquier utensilio para beber. Y es que mate tiene la particularidad de aludir al contenido, pero también al continente. Un término que para los rioplatenses significa mucho más que una bebida. Porque la mateada es un ritual, un espacio de encuentro y celebración.
MORFAR.
Proviene de la palabra italiana morfa que significa boca. Con el tiempo y el uso, la expresión adquirió nuevos sentidos: padecer, sobrellevar, sufrir: “Me morfé cuatro horas de cola”. En el ámbito del deporte, especialmente en el terreno futbolístico, suele emplearse el giro “morfarse la pelota”, algo así como jugar solo sin pasar el balón a los otros jugadores. Pero tan instalado estaba el término en la década del 30, que el historietista Guillermo Divito creó un personaje para la revista Rico Tipo que se llamaba Pochita Morfoni, una señora a la que le gustaba mucho comer.
MOSCATO.
Quizás los más jóvenes asocian el término a la famosa canción de Memphis La Blusera, Moscato, pizza y fainá. Sin embargo, el tradicional vino dulce, llamado así porque está hecho con uva moscatel, perdura más allá del blues local y sigue siendo un clásico de los bodegones y pizzerías de todo el país. El hábito llegó con los inmigrantes italianos a fines del siglo XIX, pero la costumbre de servirlo cuando se come una buena porción de muzzarella es propia de nuestro país y comenzó a establecerse allá por 1930.
NO QUIERE MÁS LOLA.
Lola era el nombre de una galleta sin aditivos que a principios del siglo XX integraba la dieta de hospital. Por eso, cuando alguien moría, se decía: `Este no quiere más Lola`. Y, desde entonces, se aplica a quien no quiere seguir intentando lo imposible.
ÑANDÚ.
De norte a sur y hasta la provincia de Río Negro, el ñandú es una de las aves que más se destaca en los paisajes de la Argentina. Este fabuloso animal de gran porte, que puede llegar a medir hasta 1,80 m de altura, toma su nombre de la lengua guaraní, en la que ñandú significa araña. La explicación alude a las semejanzas entre los elementos de la naturaleza. Los pueblos originarios veían un notorio parecido entre el plumaje del avestruz americano -y las figuras que se forman en él- y los arácnidos que habitan las regiones subtropicales.
NI EN PEDO.
Para ser tajantes, a veces decimos que no haremos algo "Ni en pedo", "Ni mamado", o “Ni ebrios ni dormidos”. Algunos sostienen que la expresión nació cuando Manuel Belgrano encontró a un centinela borracho y dormido. Enseguida, habría establecido una norma por la que “ningún vigía podía estar ebrio o dormido en su puesto”. Otra versión dice que, tras el triunfo en Suipacha, alguien alcoholizado propuso un brindis “por el primer Rey y Emperador de América, Don Cornelio Saavedra”. Mariano Moreno se enteró y lo desterró diciendo que nadie “ni ebrio ni dormido debe tener expresiones contra la libertad de su país”.
NO QUIERE MÁS LOLA.
Cuando no queremos más complicaciones, nos cansamos de participar en algo, o necesitamos cesar alguna actividad, decimos: “No quiero más lola”. En la Buenos Aires de 1930 se fabricaban las galletitas Lola. Elaboradas con ingredientes saludables, eran indicadas en las dietas de los hospitales. En ese contexto, cuando un enfermo podía empezar a ingerir otro tipo de alimentos, se decía que “No quería más lola”. Otro uso, más oscuro: cuando fallecía un paciente internado, obviamente, dejaba de comer. De ahí el dicho popular: “Este no quiere más lola”.
PANDITO.
Los mendocinos emplean muchos términos propios que pueden escucharse en su territorio y también, debido a la cercanía, en Chile (y viceversa). Una de las voces más representativas de este intercambio lingüístico es guón, apócope del huevón chileno. Existen algunas otras, pero menos conocidas. Por ejemplo, pandito. ¿Pero qué significa? Proviene de pando y quiere decir llano o poco profundo. “Me quedo en lo pandito de la pileta” o “Donde topa lo pandito”, que alude a donde termina el llano y comienza la montaña.
PAPUSA.
El lunfardo, la creatividad de la calle y el tango se ocupan de piropear y resaltar la belleza de la mujer. Quizá, una de las palabras que mejor lo hace sea papusa, empleada para referirse a una chica bonita, atractiva o espléndida. Este término, que también funciona como sinónimo de papirusa, se puede encontrar en clásicos del tango rioplatense como El ciruja, de Alfredo Marino, o ¡Che, papusa, oí!, de Enrique Cadícamo, que inmortalizó los versos “Che papusa, oí los acordes melodiosos que modula el bandoneón”.
PATOVICA.
Llamamos patovicas a quienes se ocupan de la seguridad de los locales bailables. Pero esta expresión nació lejos de las discotecas y cerca de los corrales avícolas. Allá por 1900, Víctor Casterán fundó en Ingeniero Maschwitz un criadero de patos y lo llamó Viccas, como las primeras letras de su nombre y su apellido. Alimentados con leche y cereales, los patos Viccas eran fornidos y sin grasa. La semejanza entre estos animales y los musculosos de los gimnasios surgió enseguida. Que los hercúleos custodios de los boliches terminaran cargando con ese mote, fue cuestión de sentarse a esperar.
PIBE.
Los rioplatenses suelen utilizar la expresión pibe como sinónimo de niño o joven. Existen diferentes versiones sobre su origen. La más difundida señala que proviene del italiano, algunos creen que del lombardo pivello (aprendiz, novato) y otros que se tomó del vocablo genovés pive (muchacho de los mandados). Pero la explicación española aporta el toque de humor. La palabra pibe, del catalán pevet (pebete), denominaba una suerte de sahumerio que gracias a la ironía popular y la subversión del sentido pasó a nombrar a los adolescentes, propensos a los olores fuertes.
PIPÍ CUCÚ.
Este argentinismo se usa para decir que algo es espléndido o sofisticado. La divertida leyenda cuenta que se popularizó en la década del 70 cuando Carlos Monzón llegó a París para pelear con el francés Jean-Claude Bouttier. Antes del combate, el argentino recibió la llave de la ciudad y, al tomar el micrófono para agradecer el honor, se dispuso a repetir el discurso que había ensayado largamente. La carcajada de la platea se desató cuando Monzón, en lugar de decir “merci beaucoup” (muchas gracias en francés) tal como lo había practicado, expresó algo nervioso: “pipí cucú”.
PIRARSE.
Pirarse es piantarse. Es decir, “irse, tomarse el buque”. Y literalmente así nace este verbo. El piróscafo era un barco a vapor que, en los primeros años del siglo XX, constituía la forma más rápida de viajar de un continente al otro. Por eso, la expresión “tomarse el piro” empezó a usarse para decir que alguien se marchaba de un lugar de manera apresurada. Sin embargo, el tiempo le otorgó otro significado: el que se iba, podía hacerlo alejándose de la realidad: “Está pirado”, “No le digas así que se pira”. Entonces, pirarse pasó a ser sinónimo de enloquecer.
PONCHO.
El poncho es una prenda sudamericana típica por definición que forma parte de la tradición criolla. Por simpleza, comodidad y capacidad de abrigo, es utilizado hasta el día de hoy en la Argentina, Chile, Ecuador y Bolivia. El origen de la palabra que lo denomina tiene muchísimas variantes, pero una de las más difundidas explica que proviene del quechua, punchu, con el mismo significado. Otra versión la relaciona con punchaw (día en quechua), como una analogía entre el amanecer de un nuevo día y la acción de emerger la cabeza a través del tajo del poncho.
PORORÓ.
Si algo destaca al maíz y a sus distintas preparaciones en todo el mundo, especialmente en Latinoamérica, es la gran cantidad de voces que lo nombran. Lo que en Buenos Aires se conoce como pochoclo y en otros países son rosetas de maíz; en Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco, Formosa y Santa Fe se le llama pororó. Esta palabra encuentra su origen en el guaraní. Es que los nativos le decían pororó a todo aquello que generaba un sonido estruendoso y, como es sabido, la preparación de este alimento, provoca la idea de pequeñas explosiones.
TANGO.
El tango es uno de nuestros géneros musicales y de danza más tradicionales. Sin embargo, la etimología de su nombre es objeto de fuertes controversias. Hay quienes dicen que el término proviene de tangomao, un africanismo con el que se definía a los traficantes de esclavos en la época colonial. De este modo, en América se llamó tango a los sitios donde se reunían los africanos para bailar y cantar. Otra teoría señala que el mismo vocablo entró en la segunda mitad del siglo XIX, desde Cuba y Andalucía, para denominar un género musical que en el Río de la Plata adquirió su propia idiosincrasia.
TENER LA VACA ATADA.
“Vos tenés la vaca atada”, le decimos a quien disfruta de un garantizado bienestar económico. El dicho nace en el siglo XIX, cuando en la Argentina se impuso el modelo agroexportador y muchos estancieros se enriquecieron gracias a la vasta cantidad de hectáreas que podían explotar. En aquellos tiempos, era común que los nuevos ricos viajaran a Europa con sus familias. Era costumbre que también llevaran a su personal de servicio y una vaca para obtener la leche para sus hijos durante el viaje. El animal tenía que viajar sujeto en un rincón de la bodega del barco. Esa es la famosa vaca atada.
TILINGO.
Hay palabras que, como si se tratara de una moda, aparecen y desaparecen del uso cotidiano según el contexto histórico. Es el caso de tilingo, la expresión popularizada por Arturo Jauretche, quien la instaló en el habla de los argentinos como un adjetivo para calificar a las personas que se preocupan por cosas insignificantes y ambicionan pertenecer a una clase social más alta. Además, este pensador emblemático del siglo XX actualizó el empleo de cipayo e introdujo los términos vendepatria y medio pelo.
TIRAR MANTECA AL TECHO.
Seguramente más de una vez le habrás dicho a alguien: “Dejá de tirar manteca al techo”. El giro busca expresar la idea de un gasto ostentoso e innecesario y su origen se ubica en la Buenos Aires de 1920. Por entonces, los jóvenes adinerados se divertían en los restaurantes de moda arrojando rulitos de manteca con el tenedor. Le apuntaban al techo y el objetivo era competir para ver quién era capaz de dejar pegados más trozos al cielo raso, o cuál de todos se mantenía adherido por más tiempo. Una práctica absurda de la que, afortunadamente, solo nos queda la expresión cotidiana.
TODO BICHO QUE CAMINA VA A PARAR AL ASADOR.
Tomado del Martín Fierro, el libro de José Hernández icono de la literatura gauchesca, este refrán se basa en la idea de que cualquier animal se presta para ser asado y comido. Sabido es que en la Argentina amamos los asados y todo el ritual que los envuelve. Pero, además, con el tiempo el dicho “Todo bicho que camina va a parar al asador” evolucionó sumando otros significados. Durante las décadas del 40 y 50, la frase fue utilizada también para hacer alusión a las cosas o personas cuyas acciones tienen un final previsible.
TRUCHO.
Desde hace algunas décadas es un término de uso ineludible en nuestro lenguaje cotidiano. Para los argentinos, las cosas falsas, tramposas o de mala calidad son truchas. Y dentro de esa categoría entran también las personas fraudulentas. Deriva de la palabra truchimán, muy común en el español antiguo y que refiere a personas sin escrúpulos. El empleo de trucho se hizo popular en 1986 cuando, a raíz de la crisis ecológica causada por algunas empresas en el río Paraná, el periodista Lalo Mir comentó en su programa radial que los funcionarios debían dar la trucha (cara) porque si no eran unos truchos.
VAGO.
Córdoba tiene su propia tonada, su propia forma de hablar y, claro, su modo particular para usar las palabras. En cualquier otra región, el término vago hace referencia a alguien perezoso, a un holgazán que nunca tiene ganas de hacer nada. Pero en esta provincia, vago puede ser cualquiera. Es que la palabra se utiliza para dirigirse a otra persona en forma totalmente desenfadada. Así, una frase como “El vago ese quiere trabajar todo el día” no encierra ninguna contradicción si es pronunciada dentro de los límites del territorio cordobés.
VIVA LA PEPA.
Contra lo que pudiese creerse, `viva la Pepa` no es el grito de alegría de un buscador de oro, sino el que usaban los liberales españoles en adhesión a la Constitución de Cádiz, promulgada el 19 de marzo de 1812, en la festividad de San José Obrero. Como a los José se los apoda Pepe, en vez de decir `viva la Constitución` -lo que conllevaba llegar a ser reprimidos- los liberales gritaban `viva la Pepa`. Hoy, en Argentina, su significado se ha desvirtuado y se parece a `piedra libre`.
YETA.
Significa mala suerte y se cree que deriva de las palabras napolitanas jettatura (mal de ojos) y jettatore (hombre maléfico que con su presencia produce daño a los demás). En 1904 se estrenó la obra ¡Jettatore!, de Gregorio de Laferrere, sobre un hombre con un aura funesta, y, desde entonces, los supersticiosos mantienen viva la palabra yeta. Por ejemplo, se emplea la expresión “¡Qué yeta!” en lugar de “¡Qué mala suerte!” ante una situación desafortunada. También se dice que alguien es yeta cuando se sospecha que trae mala suerte o que está enyetado cuando todo le sale mal.
ZAMBA.
No hay que confundir zamba, género folklórico argentino, con samba, música popular brasileña. Porque el simple cambio de una letra nos puede hacer viajar de una cultura a otra. La historia cuenta que durante la conquista española se denominaba zambo al hijo varón de un negro con una indígena. Por extensión, la música y la danza de esta comunidad pasó a llamarse zamba, ya que las coplas que se cantaban iban dirigidas a las mujeres. Esta danza proviene de la zamacueca peruana que, al llegar a la Argentina, incorporó el pañuelo como elemento característico.
submitted by Pepe-Argento to argentina [link] [comments]

What's happening around town (Wed, Oct 2nd - Tue, Oct 8th)

Tulsa's event list.

Ongoing

Wednesday, Oct 2nd

  • 🎡 Arby's Ride-a-Thon Day (Expo Square - Tulsa) Start Time: 11:00am Save $10 on a ride wristband by picking up a coupon at your local Arby's (does not include Gate Admission and Extreme Rides). Price without Arby's coupon is $45.
  • Bert Kreischer (Hard Rock Hotel & Casino Tulsa - Catoosa) Comedian Bert Kreischer is taking his latest routine at The Joint in Catoosa. His new stand-up special,…
  • 🎨 Brown Bag It: Mosaic Trio (Tulsa Performing Art Center - Tulsa) Start Time: 12:10pm Presented By: Tulsa PAC Trust The Brown Bag It free noontime concert series at the Tulsa Performing Arts Center happens the first Wednesday of the month. The series features some of Oklahoma’s finest professional musicians performing in the PAC's Westby Pavilion. Mosaic Trio, Maureen O’Boyle (violin), and Pete Peterson (cello), and Lorelei…
  • 😂 Dan Chopin (Loony Bin - Tulsa) Thru Sat, Oct 5th
  • Food Truck Wednesdays (Guthrie Green - Tulsa) Every Wednesday, grab some tasty eats and gather on the grounds of Guthrie Green. During Food Truck Wednesdays, lunchtime…
  • Heart with Joan Jett and the Blackhearts in Concert (BOK Center - Tulsa) Rock out alongside powerhouse band Heart as they perform with fellow rock icon Joan Jett during one epic concert at…
  • 🎭 Open Auditions for Cast (Tulsa Spotlight Theatre - Tulsa) Start Time: 6:30pm Open Auditions first Wednesday of every month. 6:30pm
  • 🎡 Rival Sons (Expo Square - Tulsa) We've not forgotten about our rock fans. October 2nd Rival Sons will have the Oklahoma Stage absolutely ROCKING! Are you ready? Want the best seats in the house? Get your River Spirit VIP Section tickets TODAY!
  • Tulsa State Fair (Expo Square - Tulsa) Thru Sun, Oct 6th Bring the whole family out for Tulsa's largest annual event, the Tulsa State Fair, and enjoy fun-filled, family…

Thursday, Oct 3rd

  • 🎓 2019 Zarrow Mental Health Symposium (Cox Business Center - Tulsa) Start Time: 7:30am
  • 🎡 Bone Thugs-N-Harmony (Expo Square - Tulsa) That's right, Bone Thugs N Harmony is coming to the Tulsa State Fair! Want the best seats in the house? Get your River Spirit VIP Section tickets TODAY!
  • 🎡 Collector's Pin Day (Expo Square - Tulsa) Start Time: 11:00am The first 4,000 guests paying Gate Admission will receive a FREE 2019 Limited Edition Tulsa State Fair Lapel Pin, while supplies last. Show your proof of purchase at any Guest Service location.
  • 😂 Dan Chopin (Loony Bin - Tulsa) Thru Sat, Oct 5th
  • 🍴 In the Middle Book Club (Owasso Library - Owasso) Start Time: 6:00pm We will discuss "Sweep: The Story of A Girl and Her Monster" by Jonathan Auxier. Snacks and activities included. For ages 9-12. Request your copy here: https://tccl.bibliocommons.com/item/show/4205339063
  • J Balvin in Concert (BOK Center - Tulsa) Following his widely praised, back-to-back weekend performances recently on the main stage at Coachella, Reggaeton’s…
  • Tulsa State Fair (Expo Square - Tulsa) Thru Sun, Oct 6th Bring the whole family out for Tulsa's largest annual event, the Tulsa State Fair, and enjoy fun-filled, family…
  • Wine, Jazz & World Fete (Guthrie Green - Tulsa) Thru Sat, Oct 5th Gather on Guthrie Green in Tulsa for a weekend filled with world-class jazz and top-shelf wines. The annual Wine, Jazz &…

Friday, Oct 4th

  • 🎭 Tulsa Ballet on the Green (Guthrie Green - Tulsa) Start Time: 7:30pm
  • 🎡 Chris Janson (Expo Square - Tulsa) Chris Janson is coming to the Tulsa State Fair Friday, October 4th! Hits include 'Buy Me a Boat' 'Fix a Drink' & 'Drunk Girl'. Want the best seats in the house? Get your River Spirit VIP Section tickets TODAY!
  • 😂 Dan Chopin (Loony Bin - Tulsa) 1 day left
  • 🎨 First Friday at Archer Studios (Tulsa Artists Coalition - Tulsa) Start Time: 6:00pm Join us for open studios, new works on view and a special performance! Tulsa Artist Fellowship's Archer Studios (109 N. MLK Jr. Blvd. E.) will be open for First Friday Art Crawlers. Artistic disciplines include photography, poetry, painting, sculpture, graphic novels, multimedia and more.
    ARCHER WINDOW INSTALLATION // RAFAEL CORZO Organized…
  • Friday Night Test N Tune (Tulsa Raceway Park - Tulsa) Start Time: 6:00pm
  • 🎨 No Comply at Cameron (Tulsa Artists Coalition - Tulsa) Start Time: 6:00pm No Comply at Cameron is a multifaceted event featuring an exhibition of original art inspired, influenced and made by more than 25 skateboarders past and present; a live skateboard demo and session in the Cameron building parking lot (SHRED THE SHED!); live music and local skate video screenings.
    Sponsored by Tulsa Artist Fellowship, No Comply…
  • Philbrook Playdates (Philbrook Downtown - Tulsa) Day 1 of 2 Start Time: 9:30am Come and play with your child, let your child play with other kids, and meet other adults! We provide the creative activity and we clean up the mess. Spark wonder and foster creative development with rotating activities for you and your child (under 5). Playdates at Philbrook are facilitated by early learning specialists. The first 30 minutes…
  • 🎡 PRCA ProRodeo (Expo Square - Tulsa) Day 1 of 2 Start Time: 6:00pm The ProRodeo consists of six PRCA events, as well as the Grand Entry and the Calf Scramble. The events occur in the following order: Grand Entry, Bareback Riding, Steer Wrestling, Saddle Bronc Riding, Tie-Down Roping, Barrel Racing and Bull Riding.
  • Psycho Path Haunted Attraction (The Psycho Path - Sperry) Thru Sat, Oct 26th Travel to Sperry for the Psycho Path Haunted Attraction and prepare to be terrified. Enter woods shrouded by fog and…
  • 🎓 Spanish Wine Tasting & Flamenco Concert by Chuscales (Oklahoma Jazz Hall of Fame - Tulsa) Start Time: 8:00pm Join us for an evening of sustainably produced Spanish wines followed by the world-class Spanish music & dance of CHUSCALES & his troupe. It's all part of the 2nd annual Wine, Jazz & World FETE. One of the most accomplished and captivating flamenco guitarists in the world, Chuscales has performed around the globe, including appearances at…
  • Tulsa State Fair (Expo Square - Tulsa) Thru Sun, Oct 6th Bring the whole family out for Tulsa's largest annual event, the Tulsa State Fair, and enjoy fun-filled, family…
  • 🎭 Tulsa Town Hall's 85th Anniversary Season (Tulsa Performing Art Center - Tulsa) Start Time: 10:30am
  • Wine, Jazz & World Fete (Guthrie Green - Tulsa) 1 day left Gather on Guthrie Green in Tulsa for a weekend filled with world-class jazz and top-shelf wines. The annual Wine, Jazz &…

Saturday, Oct 5th

  • 🏃 Ascension St. John ZooRun (Tulsa Zoo - Tulsa) Come run the zoo! The 5K and 10K races are certified by USA Track & Field. The courses wind through Mohawk Park and end inside the Tulsa Zoo. The St. John Fun Run takes place entirely on zoo grounds.
  • Bonsai Fall Show - Green Country Bonsai Society (Tulsa Garden Center - Tulsa) Start Time: 10:00am Sat 10a-4p This is a free event and all are welcome. Our member’s Bonsai trees will be on display; there will also be trees and other items for sale.
  • Broadway Ball: A Night in New Orleans (Theatre Tulsa - Tulsa) Start Time: 5:00pm Theatre Tulsa invites you to A Night in New Orleans. Join us for an authentic New Orleans Second Line Parade through the East Village, a VIP absinthe lounge, tarot card readers, green fairies, Cajun cuisine, a silent auction, and live entertainment all to support Tulsa's 97-year-old theatre company and its exceptional Academy Programs.
  • Classics Concert Series (Tulsa Performing Art Center - Tulsa) The Tulsa Symphony Orchestra presents a regular Classics Concert Series. Take a seat at the Tulsa Performing Arts Center,…
  • 🎨 Classics II: Debussy's Images (Tulsa Performing Art Center - Tulsa) Start Time: 7:30pm Opening with Rimsky-Korsakov’s brilliant and vivid Capriccio Espagnol, this program also features an exhilarating journey through Mozart’s Posthorn Symphony (Serenade No. 9) and Debussy’s whirling Images. Ron Spigelman conducts the orchestra. Check out a preview of what you'll hear HERE:…
  • 😂 Dan Chopin (Loony Bin - Tulsa) Last Day
  • 🎭 The Drunkard and the Olio (Tulsa Spotlight Theatre - Tulsa) Start Time: 7:30pm
  • High Noon Shootout (JM Davis Arms & Historical Museum - Claremore) At JM Davis Arms & Historical Museum, experience a High Noon Shootout straight out of an old Western film. The Tri-State…
  • Kendall Whittier Mercado (Kendall-Whittier - Tulsa) Twice a month from May to October, scope out handmade goods and unique art on display at the Kendall Whittier Mercado in…
  • Mike Hosty (Blackbird On Pearl - Tulsa) Start Time: 9:00pm
  • MOJOFest on The Row (East Village District - Tulsa) At the third annual MOJOFest in Tulsa's East Village District, local couple Jamie and Mary Oldaker host a citywide…
  • A Night in the Wild hosted by Sarah Jakes Roberts (Mabee Center - Tulsa) Start Time: 7:30pm Registration is available NOW at Tour.WomanEvolve.com Join Sarah Jakes Roberts for a special night of faith, fun, fashion, and sisterhood unlike anything you've ever seen! Woman Evolve has set free a movement of WILD WOMEN who are evolving to new dimensions and discovered that we aren't here to simply survive - we THRIVE.
  • The Oak Ridge Boys in Concert (River Spirit Casino - Tulsa) See country and gospel group the Oak Ridge Boys perform live onstage at Paradise Cove in Tulsa. Their harmonies and vocal…
  • Philbrook Playdates (Philbrook Downtown - Tulsa) Day 2 of 2 Start Time: 9:30am Come and play with your child, let your child play with other kids, and meet other adults! We provide the creative activity and we clean up the mess. Spark wonder and foster creative development with rotating activities for you and your child (under 5). Playdates at Philbrook are facilitated by early learning specialists. The first 30 minutes…
  • 🎡 PRCA ProRodeo (Expo Square - Tulsa) Day 2 of 2 Start Time: 6:00pm The ProRodeo consists of six PRCA events, as well as the Grand Entry and the Calf Scramble. The events occur in the following order: Grand Entry, Bareback Riding, Steer Wrestling, Saddle Bronc Riding, Tie-Down Roping, Barrel Racing and Bull Riding.
  • Psycho Path Haunted Attraction (The Psycho Path - Sperry) Thru Sat, Oct 26th Travel to Sperry for the Psycho Path Haunted Attraction and prepare to be terrified. Enter woods shrouded by fog and…
  • 🎓 Public Forum: 1921 Tulsa Race Massacre Commission Projects (The Gilcrease Museum - Tulsa) Start Time: 11:00am This public forum hosted by the Helmerich Center for American Research provides an opportunity for leaders affiliated with projects sponsored by the Tulsa Race Massacre Centennial Commission to update the larger community on the status of these important initiatives while seeking feedback at the same time. This event is meant to build…
  • Rioult Dance NY (Tulsa Performing Art Center - Tulsa) Start Time: 8:00pm Acclaimed modern choreographer Pascal Rioult returns to the Choregus season with his company Rioult Dance NY.…
  • Road To Rocklahoma (The Shrine - Tulsa) Start Time: 8:00pm
  • Rose District Farmers Market (Rose District Plaza - Broken Arrow) Thru Sat, Oct 26th Start Time: 8:00am different music, events, and guests, each week
  • Tulsa Roughnecks vs Sacramento Republic FC (ONEOK Field - Tulsa) Support the Tulsa Roughnecks FC professional soccer team as they take on Sacramento Republic FC at ONEOK Field in…
  • Starlight Runway 2019 (Cox Business Center - Tulsa) Start Time: 7:00pm Oklahoma Starlight Fashion Project and House Dejá are proud to announce the Second annual Starlight Runway Fashion Show! We’ll be featuring local designers and their fall fashion lines. Join us this fall for an amazing show
    Offical after party TBD
    Additional info
    Cash Bar!
    18 to enter 21 to drink
    Doors at 7pm show starts at 8pm
  • Tulsa State Fair (Expo Square - Tulsa) 1 day left Bring the whole family out for Tulsa's largest annual event, the Tulsa State Fair, and enjoy fun-filled, family…
  • St John ZooRun (Tulsa Zoo - Tulsa) No matter your pace, everyone is welcome to run in one of the most family-friendly races in Tulsa. The St. John ZooRun has…
  • 🎓 Tulsa Town Hall: Vicente Fox (Tulsa Performing Art Center - Tulsa) Start Time: 10:30am Tulsa Town Hall: Vicente Fox Oct. 5 at 10:30 a.m. :: Chapman Music Hall * 55th President of Mexico (2000-2006) * Humanitarian and founder of Centro Fox * Former CEO of Coca-Cola's Latin American Operations Vicente Fox, one of the few former heads of state to address Tulsa Town Hall, is a leading voice on geopolitics... AVAILABLE BY SUBSCRIPTION
  • 🎡 Whiskey Myers (Expo Square - Tulsa) Genre-bending band Whiskey Myers combine Country and Southern Rock influences to create a sound all their own, led by frontman Cody Cannon's raspy drawl. Want the best seats in the house? Get your River Spirit VIP Section tickets TODAY!
  • Wine, Jazz & World Fete (Guthrie Green - Tulsa) Last Day Gather on Guthrie Green in Tulsa for a weekend filled with world-class jazz and top-shelf wines. The annual Wine, Jazz &…

Sunday, Oct 6th

  • An Evening with Branford Marsalis (Tulsa Performing Art Center - Tulsa) Presented By: Tulsa PAC Trust Saxophonist Branford Marsalis is one of the most influential and revered figures in contemporary music. The NEA Jazz Master, Grammy Award winner and Tony Award nominee is equally at home performing concertos with symphony orchestras and sitting in with members of the Grateful Dead, but the core of his musical…
  • Crude No Prep Motorcycle Race (Tulsa Raceway Park - Tulsa) Start Time: 9:00am
  • 🎭 Gilcrease Museum & Magic City Books Book Club (The Gilcrease Museum - Tulsa) Start Time: 2:00pm The next selection for the Gilcrease Museum/Magic City Books book club series is the classic novel, Giants in the Earth by O.E. Rolvaag. We will discuss the novel and explore its connections to the current exhibition "Americans All!" Free for members; free with Gilcrease Museum admission for not-yet members. For more information, contact Pat…
  • 🎡 La Fiera De Ojinaga (Expo Square - Tulsa) ¿Regional Mexicano en la Feria de Tulsa? ¡Por supuesto! Desde Ojinaga, Chihuahua, La Fiera de Ojinaga viene a ponernos a todos a bailar el domingo 6 de Octubre, a las 4:00 p.m. con su sonido puro regional mexicano ¡Todos son bienvenidos a la Feria de Tulsa!
  • 🎡 Liz Moriondo (Expo Square - Tulsa) Start Time: 4:00pm Acoustic performances at the Tulsa State Fair in Tulsa, OK: 4-5pm 6-8pm
  • Muscle Walk (ONEOK Field - Tulsa) Walk your way to the finish line at the family-friendly Muscle Walk held in Tulsa. All ages are invited to celebrate…
  • Psycho Path Haunted Attraction (The Psycho Path - Sperry) Thru Sat, Oct 26th Travel to Sperry for the Psycho Path Haunted Attraction and prepare to be terrified. Enter woods shrouded by fog and…
  • Tulsa State Fair (Expo Square - Tulsa) Last Day Bring the whole family out for Tulsa's largest annual event, the Tulsa State Fair, and enjoy fun-filled, family…
  • Tulsa Symphony: Opening Night Gala with cellist Lynn Harrell (Tulsa Performing Art Center - Tulsa) Start Time: 8:00pm Tulsa Symphony: Opening Night Gala with cellist Lynn Harrell Oct. 6 at 8 p.m. :: Chapman Music Hall World-renowned cellist Lynn Harrell joins the Tulsa Symphony to perform Dvor�k's Concerto for Cello and Orchestra in B minor. Led by Principal Guest Conductor Daniel Hege, the orchestra will also present exuberant selections from works by…

Monday, Oct 7th

  • 🎭 Open Mic (Blackbird On Pearl - Tulsa) Start Time: 8:00pm
  • Psycho Path Haunted Attraction (The Psycho Path - Sperry) Thru Sat, Oct 26th Travel to Sperry for the Psycho Path Haunted Attraction and prepare to be terrified. Enter woods shrouded by fog and…

Tuesday, Oct 8th

  • Living with Dementia: Monthly Art Experience (Philbrook Downtown - Tulsa) Start Time: 10:00am
  • Psycho Path Haunted Attraction (The Psycho Path - Sperry) Thru Sat, Oct 26th Travel to Sperry for the Psycho Path Haunted Attraction and prepare to be terrified. Enter woods shrouded by fog and…

See Also

submitted by tulsanewsbot to tulsa [link] [comments]

Confesiones: Los carretes más extremos

Desde Alemania, con amor:
Llevaba como dos años viviendo con mi polola cerca de Plaza Brasil. Ella detestaba a mi familia con justa razón, pero la noche en que llegaba mi hermano de 18 años desde Alemania logré convencerla de que hiciéramos la previa en mi casa. La noche partió bastante intensa como era de esperar. 10 weones y sólo dos mujeres, cantidad de destilados, poco para comer y una caja como con medio kilo de marihuana que un amigo le había incautado a uno de sus arrendatarios.
Poco antes de la media noche partimos al Galpón Victor Jara para escuchar a Chico Trujillo con los compañeros. Mi polola se fue a acostar y en privado me prohibió expresamente volver con el ahora ruidoso y alegre grupo. En el camino mis primos casi se agarran a combos, mi papá se comió unos brownies de marihuana y yo iba cantando a todo pulmón abrazado de mis tres hermanos. Era viernes sí que la gente que nos veía saludaba alegremente, lo que hacía que cantáramos con aún más ganas. Llegando al galpón cachamos que ya no quedaban entradas, así que mi primo no encontró nada mejor que ofrecerle combos al guardia. La cosa obviamente no terminó bien, y no vi otra opción que regresar, pensando que mi polola entendería.
Craso error. Primero se rehusó a abrirme la puerta y luego se fue a encerrar a la pieza. Mi pequeña mente auto-destructiva llegó a la conclusión de que aún no había hecho nada para merecer semejante trato, así que puse la música a todo chancho, puse aún más copete encima de la mesa y les dije que celebráramos como si el edificio entero fuera nuestro. O sea, si la weona se va a enojar, que sea con razón.
Mi hermanito alemanizado, que hasta ese momento había estado bastante moderado, comienza a contar sobre sus aventuras. Habla de sus amigos turcos, de alemanes flaites, de culearse weonas en los matorrales y de la "marihuana sintética" que de alguna manera había logrado pasar por los controles del aeropuerto.
Wait what? ¿Marihuana sintética? ¡YO QUIERO! Así que ahí mismo comenzamos a quemar esta wea mientras poníamos Shpongle a todo chancho en la radio (los vecinos teníamos un pacto no escrito de no reclamar por el ruido ni viernes ni sábado). Mi papá se fue a acostar para no ser responsable de nada, la polola de mi primo se sentó en un sofa luego de ser ignorada, y todo el resto comenzamos a quemar como malos de la cabeza.
A los 30 o 60 segundos, todo comenzó a dar vueltas. El efecto era para nada como la marihuana. Los sonidos sonaban diferentes y podía detectar capas en la canción que nunca había detectado. El mundo entero temblaba, y mi cuerpo se movía con un pequeño desfase. Esa mierda no era na' marihuana, sino algún tipo de alucinógeno. De haber sabido no habría---
Y ahí no pude aguantar más. Salí corriendo al balcón y un chorro de vómito salió por mi boca. Una wea realmente explosiva con un sonido perturbador. La escena fue tan asquerosa, que se generó una ola de vómito en cadena, y dos soldados más cayeron al lado mío. Entre los 3, logramos dejar nuestra marca en los balcones de los 9 departamentos de más abajo.
Mi primo chico en el sofá con ataque de pánico gritaba "Me mueroooo me mueroooo" y su hermano mayor bramaba "NO TIENE PULSO! LLAMEN A UNA AMBULANCIA!". La polola los miraba con cara rara no más y mi hermano chico se cagaba de la risa, así que asumí estaban de lo más bien.
En su desesperación, el primo mayor (a quién llamaremos Catrasca; cagada tras cagada) va a despertar a mi papá para que ponga orden. Mi papá sale, mira la situación, y se vuelve a acostar. Catrasca persevera y decide llamar a una ambulancia.
"Hola. Mi nombre es Catrasca y soy bombero. Estoy con un joven que no presenta pulso... Aló? ALÓ? ME COLGARON WEÓN! QUE WEA MI HERMANO SE ESTÁ MURIENDO!!!". Risas por doquier. Con todo el ruido de fondo la ambulancia habrá pensado que era una broma. Pero Catrasca es perseverante "Aló, policía? Estoy en Santo Domingo Número XXXX. Un joven trajo drogas ilegales de Alemania y---" su conversación se ve interrumpida por un violento tackle de mi hermano, seguido por el llanto incontrolable de la víctima "Con esto se acabó la familia".
Yo todavía colgado del balcón, vomitando muchísimo más de lo que pensé posible.
El carrete siguió degerando como por media hora más, y ahí traté de irme a acostar, pero me echaron cagando. Mi polola no iba a volver a compartir cama conmigo. Humillado, salí de la pieza, me envolví en chal y dije "Esto es inaceptable" antes de caer inconciente y dormir contra la pared, con una expresión facial similar a la momia de Chinchorro.
Lo pasé la raja, pero me quedé soltero. Como no me pusieron ningún reclamo, no aprendí mi lección y los siguientes dos años ese depa se convirtió en un verdadero spot turístico, funcionando como especie de casino clandestino los días martes y carretes dubstep/electro/goa con gringas los viernes y sábado, pero nunca, ninguno le llegó los talones a la fiesta de inauguración.
¿Y ustedes? ¿Cómo fue su carrete más memorable?
submitted by ZwoopMugen to chile [link] [comments]

Las luces y sombras de las apuestas

Muchas personas juegan por diferentes razones, para algunos es una forma recreativa de entretenimiento, para otros puede ser su medio de vida, o un medio de alivio emocional y escape. Y es que muchos han ganado mucho dinero con las apuestas, ya que se concierten en jugadores profesionales gracias a cursos de apuestas.
Cuando se convierte en una adicción, tu vida comienza a desmoronarse. Llegas al punto en que el juego te consume, sigues jugando y esperando que te vayas con más dinero del que viniste con él. A veces, cuando pierdes, vuelves al día siguiente para intentar recuperar tus pérdidas, normalmente nunca funciona, simplemente sigues perdiendo más y más.
Algunas personas ponen grandes riesgos sobre la mesa, apostando sus cheques de pago. Usted sabe que tiene un gran problema en sus manos cuando se atrasa en sus cuentas, desarrolla deudas, comienza a pedir dinero prestado a sus amigos y familiares, toma préstamos para pagar sus cuentas, y recurre al crimen para apoyar su hábito de apostar.
Las luces brillantes y los sonidos en el casino pueden atraer a muchos clientes. Usted ve a la persona extraña que gana el gran premio mayor, toda la gente que se emociona cuando gana diez dólares, cien dólares o incluso mil dólares. Quieres ser el próximo ganador del bote, quieres ganar suficiente dinero para hacer las cosas que siempre has querido hacer, a veces cuando estás jugando realmente ganas dinero pero quieres seguir jugando con la esperanza de ganar más y más. Llegas a un punto en el que no puedes parar ni siquiera cuando estás por debajo de tu último dólar, sigues creyendo que lo vas a recuperar todo, pero nunca te recuperas. La mayoría de la gente después de perder se sentirá horrible, deprimida y lista para abandonar la vida. Algunas personas sienten que están malditas y no pueden entender por qué tienen tan mala suerte. Se preguntan cómo algunas personas siempre están ganando cuando están perdiendo. Se convierte en una batalla interminable que en algún momento debe llegar a su fin.
El juego en el casino o cualquier otra forma de juego ya no es divertido si está afectando sus finanzas, relaciones, trabajo o bienestar emocional. Lo más importante es mantener la cabeza en alto y obtener ayuda. Es difícil admitir que tienes un problema y es aún más difícil pedir ayuda. Hay grupos de apoyo y servicios de asesoramiento disponibles que le ayudarán, pero usted necesita estar dispuesto y abierto a reacondicionar su pensamiento, si no quiere que otros sepan que está recibiendo ayuda o si se siente avergonzado de asistir a un asesoramiento.
submitted by LinksDiarios to u/LinksDiarios [link] [comments]

[Recuento de Campaña] El Error de Odín - Parte 3/??

Misión 3 Fucking nigromant pipol

Luego de la venganza exitosa pero dolorosa contra el Tío, el grupo siguió ciertas pistas brindadas por Micro y Ogni, y todo quedó en que tenían que ir a la Biblioteca Real para conseguir más información importante sobre la nobleza de Grenmar. El rogue los iba a ayudar a que entraran al castillo.
La búsqueda en la biblioteca les lleva una banda. Todos los libros tienen nombres raros y parecen estar relacionados a rituales y nigromancia. Hermoso. Están por resignarse a volver cuando, de la nada, se abre una puerta trampa debajo de ellos y caen los 4 al vacío. Está oscuro pero todos ven en la oscuridad excepto Dreki, y se escuchan ruidos guturales más adelante y hay un denso olor a carne podrida. ¡Dungeons! Pelean contra unas figuras humanoides carroñeras que no tengo idea cómo se llaman y avanzan, no teniendo idea de qué carajo hacen ahí.
En la primera sala encuentran cuadros pintados, parece que abajo faltan las placas de metal que explican lo que son. Las escenas presentan perturbadores rituales, todas las figuras encapuchadas usan distintas herramientas: Un brazalete, un ojo de cristal, una llave y un orbe. Hay, además, dagas y viales en los que claramente hubo sangre. Encuentran una sola nota que dice:
Nacido de la oscuridad
En el manto negro de la noche
Para envolver a su presa debajo
Entregar a la luz
Para eliminar a tu enemigo
Golpéalos mientras duermen
Y cuando todo se gana y se pierde
El botín de guerra es tuyo para mantener
Más que resolver acertijos, parece que cayeron en una especie de salas de rituales abajo del castillo, y no les queda otra que ir avanzando por entre los pasillos y las habitaciones, cada vez más hacia abajo. A medida van recorriendo todo parece cada vez más perturbador. En una de esas, la última pintura que encuentran es de Nidhog, una figura serpentina que muerde las raíces del Yggdrasil. Y en la misma sala encuentran el último fragmento del canto o ritual:
Grandes naciones construidas a partir de los huesos de los muertos
Con barro y paja, sangre y sudor
Tu valor cuando tus enemigos
El vacío de poder subsiguiente
Un líder derrocado muere
Su cuerpo alimenta el fuego de poder
La party se encuentra con un demonio de huesos en una habitación encadenado al piso… Que siguen de largo. Encuentran en un pasillo sin salida una especie de orbe con colores azules y lo guardan. Más adelante Guthrar se lo revolea al horror cósmico y desaparece el bicho. De ojete.
En lo que parece ser el final del corredor, encontramos una habitación. Toda rota, hay un par de cuerpos putrefactos en la esquina. Beltari se da cuenta que hay unos ojitos que los miran asustados desde abajo… ¡Un flump! El chaboncito se presenta como Nimhold y les dice que es un guerrero en su mundo, que lo mandaron a rescatar a los suyos que están siendo esclavizados, pero cayó en manos enemigas. Se sacrifica para matar al demonio de huesos.
Renald encuentra una puerta atrás de la cama y salen a lo que parece ser una caverna, al fondo ven unas escaleras de caracol que suben, pero para llegar hay que cruzar un pequeño surco de agua. Desde unas estalactitas caen unos bichos que parecen mezcla entre pulpo y murciélago y uno atrapa la cabeza de Beltari. Entre Dreki y Renald se lo intentan sacar a flechazos y estocazos… Obvio que no sirve. Termina sacándoselo Beltari con fuego, ya que ella es resistente. Suben la escalera, sucios, hechos poronga y se encuentran en un laberinto de setos en el jardín trasero del castillo. Los está esperando Ogni, pero parece asustado, apurado.
Les dice que los mandó ahí a propósito para que encontraran información importante sobre la historia de Grenmar, pero no sabía que iban a caer en una trampa. Les avisa además que no le queda mucho tiempo. Lo que les puede decir, a grandes rasgos, es que los nobles a cargo de estos rituales están metidos entre la gente importante del castillo y que los reyes no les duran más de unos meses porque suelen morir de forma misteriosa, pero él no sabe quienes son todos. “Rituales incompletos” es lo último que menciona antes de convertirse en piedra.
Salen del laberinto porque Renald se sube a los hombros de Guthrar y los va guiando, mientras abajo Dreki va rompiendo los arbustos para pasar. Todos ortivas, sucios y hechos pija, ignoran a los guardias que los quieren frenar y a los aristócratas que parecen estar celebrando una fiesta en el jardín del castillo. Vuelven a lo de Micro para descansar y ordenar ideas. Lo ven a Piedra y recuerdan el pequeño detalle: ¡¿Qué carajo pasó con él?! Por intermedio de Beltari, le exigen explicaciones y ahí se enteran de su historia.
El enano era un buen comerciante del Desierto, un tipo bastante exitoso. Una vez un comprador le pidió que consiguiera una cimitarra pero Piedra se enteró que pertenecía a un grupo de djins y que era poderosa. No solo la robó, sino que nunca se la entregó al cliente. Pero los djins le tiraron una maldición, diciéndole que lo iban a buscar por toda la eternidad para que pagara su deuda.
Beltari se levanta indignada y no emite ni una palabra. Es la más dolida del grupo, el resto medita en silencio.
Al otro día deciden ir hacia uno de los otros tres templos que nunca fueron, el de Hermond, el templo de la suerte, para ver si ahí consiguen alguna guía de algo. Se encuentran dos entradas: Una puerta roja y una verde. Eligen la verde y cuando cruzan el umbral para entrar, ven que al lado la puerta roja llevaba a un pozo, para que te caigas y te hagas mierda. Hermoso. Adentro hay mucha gente jugando a lo que parecen ser juegos de azar y apuestas, como un casino. Los intercepta el clérigo líder del templo, se hace llamar Trust y es un enano. Cuando le cuentan lo que necesitan, los invita a una sala más privada y les cuenta que puede ayudarlos: Esa noche en el castillo iba haber una fiesta porque había una coronación. Como los 4 se quedan sin entender, Trust les explica que el rey Rafnar Aricson había muerto la noche anterior en extrañas circunstancias y había un nuevo líder. En la fiesta iba a estar una de las personas más importantes del reino, que Trust cree, está metida detrás de la nigromancia: Tona. Les dice que intenten sacarle información. Sin muchas vueltas Beltari le pregunta para qué les está diciendo eso de la fiesta y Trust responde que él podía guiarlos a una entrada secreta donde sospecha que tienen guardado el Ojo de Odín CHAN CHAN CHAN... pero quería algo a cambio que está curiosamente en la fiesta, una hermosa araña de vino para su colección. La party le responde, sin confiar mucho, que la van a conseguir lo que quiere y se van. Renald tiene la idea de que Micro les consiga ropa de los guardias del castillo así se hacen pasar por ellos, mientras él intenta sacarle información a la mina.
Mientras vuelven para prepararse, Dreki les avisa que está listo para buscar a su animal compañero, así que el dragonborn se desvía hacia el bosque en compañía de Micro. El warlock lo deja a la vera de una zona super extraña y flashera donde el ranger cree que se duerme… Se encuentra cara a cara con Fenrir y la deidad le dice que puede pedirle a la manada de lobos del territorio un compañero.
Cuando vuelve a la casa, tiene un cachorro de lobo en manos, y encuentra a sus compañeros preparándose. El plan es el siguiente: Los 3 van a estar dando vueltas como guardias por la fiesta mientras Renald intenta ubicar a Tona.
Los 4 se suben a un carruaje, Fast Billy les deja la tarjeta cuando los deja frente al castillo. Hay banda de gente cheta por todos lados, re fancy vestidos. El propio Renald nunca estuvo tan bien vestido como esa noche. Él va por la entrada principal mientras los otros tres se van a la parte de atrás del castillo. Ahí se encuentran un grupo de guardias golpeando a un bufón, los frenan e intimidan a dos, pero uno se queda y lo re cagan a palos. Mientras Dreki lo ata, Guthrar cura al bufón y Beltari le pregunta qué pasó. El tipo, hecho mierda, les cuenta que en realidad no es bufón, secuestran a gente de los barrios pobres y los obligan a trabajar de eso hasta que de a poco van desapareciendo. Le dicen que se vaya y le ofrecen la tarjeta de Fast Billy para que vuelva seguro, puede esconderse con Micro. Al final los tres se cuelan por la cocina con ayuda de las habilidades persuasivas de Beltari. Se reencuentran adentro y le cuentan lo sucedido al semielfo. Renald les dice que vio a Tona y que ante una señal (Gritar ¡Salud!) el rogue les va a avisar si necesita algo cuando esté con la mina. Los otros tres se quedan en los laterales del salón, sacándole el lugar a otros guardias. Ahí ven quién está sentado en el trono: Una chica de no más de 15 años, pequeña, a la cual la corona se le cae a los costados de la cabeza porque le queda grande. Y ahí todos ven a Tona, desfilando como la verdadera reina entre la gente con un vestido que cambia de color (a Beltari le estallan los ojos en llamas). Acompañándola como guardaespaldas hay un semiorco con una imponente armadura negra y Guthrar reconoce el símbolo de Gruumsh, un ojo rodeado de fuego negro y rojo. Cuando termina de presentar sus respetos ante la nueva reina, Tona es interceptada por Renald, que la saca a bailar. En ese momento la party se divide porque se pierden de vista. Mientras Beltari se escabulle por una de las puertas laterales del pasillo, porque averiguó dónde tienen a la araña de vino, a Dreki se le para al lado un bufón… que no deja de hacerle burla. El dragonborn poco a poco va perdiendo la paciencia. Guthrar con la mirada está intentando reubicar al tipo con el símbolo de Gruumsh entre la gente, pero lo interrumpe de la nada un enano imponente: pelirrojo, lleno de anillos. Se hace llamar Igor y le ofrece trabajo como gladiador en el Coliseo. Intenta hacerse el que no habla bien el común, pero el enano es insoportablemente tricky e insistente. A todo esto, Renald solo pudo tener una conversación banal con la mujer, pero una cosa sacó de todo: Van a celebrar una nueva fiesta mañana, en su casa privada y él está invitado. Como no encuentra a los demás, se roba un trago de por ahí y se lo zampa de una. Cuando el rogue intenta buscar al paladín se da cuenta que se siente mareado y no puede mover las manos... Empieza a paniquear y pide por un curandero. Se lo cruza a Olvir que se lo lleva aparte, suspirando resignado. Guthrar consigue sacarse al dueño del Coliseo de encima cuando ve volar LITERAL por el salón un bufón hasta la otra punta. Va hasta donde la gente aplaude y ahí lo encuentra a Dreki, echando rayitos por la nariz. Beltari los encuentra: Les dice que tiene en una canasta lo que Trust les había pedido. Tuvo que ayudarla Panchito, que en cuanto tocó a la araña, se quedó dormido. Les falta Renald… hasta que se lo cruzan y se van apurados. Sin pensarlo un minuto, van hasta el templo de Hermond. Algo incrédulo, Trust les agradece que hayan conseguido lo que les pidió y les dice que mañana les va a abrir el pasaje secreto para que recuperen el Ojo de Odín. Al otro día, acompañados por Piedra que quiere redimirse ante los ojos del grupo, parten una vez más a encontrarse con Trust. Un pasaje secreto se abre ante la party, y sin dudar, entran.
¡Dungeon! ¡Muerte inminente yay!
Ven ante ellos una sala vacía salvo una forja y un fuego fatuo a lo lejos que no deja de maldecirlos. Piedra les explica que necesita materiales para poder armar el molde de la forja, así que avanzan a la segunda sala. Hay un solo espejo en el que hay reflejado un viejo. Parece el guardián del dungeon, un tipo demente que les dice que no son bienvenidos, está vestido con harapos y los mira maliciosamente. Hagan lo que hagan no pueden atraparlo, solo se quedan mirando como va sacando cosas de un cofre. Así que continúan. En la próxima sala, hay dos hileras con tres espejos cada una. Unos frente a otros, la party se ubica adelante de cada cada espejo pero no pasa nada, hasta que de repente, Beltari entiende que se van abriendo nuevas secciones del calabozo... El fucking dungeon está repleto de espejos y es un laberinto INTERMINABLE.
Encuentran una sala con cosas de ritual, una con un sarcófago y los restos de un bicho que no parece natural (de ahí Beltari saca el brazalete de Loth cuando Renald saca las trampas), una sala con un espejo que si te paras delante te cae una bola de fuego.. Cosas así. Mientras recorren pasillos interminables, van recolectando los tapices de las pinturas en la pared y placas de metal para reubicarlas en los lugares que faltan. Parecen pinturas parecidas al primer dungeon, salvo que en una, donde el ritual parece terminado, está el Ojo de Odín siendo ofrecido a un ser terrible. Se encuentran al hermano del primer Flump, que era cocinero, y les advierte de lo que habrá más adelante: Hay un antipaladín y una fiesta horrible y perversa se está celebrando. Con lo que recuperan, pueden volver a la primera sala y Piedra con la forja consigue armar una daga ceremonial. En cuanto el molde tiene el peso, se abre ante ellos la última sala...
Es oscura, iluminada por unas antorchas de caras deformadas que de la boca les sale fuego violeta. En las paredes hay unas figuras con capas negras, cantando al unísono un extraño himno, mientras Tona y el semiorco discuten cerca de un altar en el piso. El altar está rodeado de cuerpos masacrados, muchos vestidos de bufones o sirvientes… Atrás de él, flotando en la nada está lo que parece ser el cráneo de un beholder enorme, y yendo hacia él, el Ojo de Odín sostenido por rayos.
FIGHT FIGHT FIGHT.
En cuanto entran, el antipaladín enfila hacia ellos. Renald se esconde entre las sombras, Beltari escoltada por Piedra lucha contra lo que parecen unos undeads, mientras manda a Panchito a escoltar al semielfo, Guthrar avanza para chocar contra el tipo de armadura negra, Dreki atrás de él apunta con una flecha al Ojo de Odín. Cuando cruzan golpes, Tona lanza un hechizo y la tierra tiembla debajo de ellos, se desprende parte del suelo a la izquierda y derecha (los tipos con capuchas gritan mientras caen al vacío) y los dos quedan peleando en medio de un puente, el dragonborn atrás de ellos. Con un milagroso 20, el rogue que había estado escondido, logra sujetarse del borde. Piedra lucha contra unas arañas que aparecen detrás de Beltari, ella liquida al último undead. Guthrar saca el cuerno de Heimdall y lo hace sonar, frente a él, el puente parece de arcoiris… Pero Tona está en lo último de acercar el Ojo de Odín al cráneo gigantezco rodeado de rayos, el ranger suelta la flecha y le pega DIRECTO a la gema, que se resquebraja y parte, Tona invoca dos gárgolas… Aparece Renald de la nada para tirarle estocazo a la mina mientras Panchito intenta agarrar el Ojo de Odín, pero la electricidad lo hace desaparecer, igual la concentración de la mina se pierde y la gema empieza a caer. Con un hechizo, Tona deja ciego al semielfo y una de las gárgolas lo empuja al vacío…
Atrás, Piedra cae herido por una de las arañas, Beltari logra matar a la segunda. Dreki tiene que darse vuelta y ayudarla porque los están rodeando. Guthrar, con un último golpe, decapita al antipaladín y su cabeza se pierde al costado del puente. Con un último eldritch blast, Beltari liquida a Tona y las gárgolas y arañas desaparecen. El semiorco corre hacia el borde y encuentra agarrado al Reni del pueblo con el Ojo de Odín en la otra mano. Todo sería fiesta y fantasía si Piedra no estuviera muerto.
Vuelven lento y hechos pija sobre sus pasos. Es una victoria amarga. Salen por el mismo pasadizo que llegaron y ahí se apuran: Capaz Micro sabe cómo ayudar a Piedra. Los recibe y lo primero que notan es que está super nervioso… Porque Titania, nada más y nada menos que la Reina de las Hadas, está esperando a la party. Sucios y desgreñados, los hace pasar ante la deidad. Es una mujer hermosísima de la cual no se entiende muy bien su figura porque es luces danzantes, sentada sobre un trono de plantas y flores. Cuando habla, suenan como campanillas, sonidos del bosque, todo en un canto muy extraño que Micro les traduce. Algo irreverentes y cansados, le preguntan qué quiere. Titania necesita el poder del Ojo de Odín para salvar a su hija malherida (al parecer Yog-Sothoth está en guerra con las hadas) no necesita llevárselo, se los pide amablemente porque es en el momento y a cambio ella puede arreglar la gema rota. Beltari habla por Piedra, pero el hada les dice que nada puede hacer por él… quizás el nigromante que está afuera de la ciudad, el clérigo de Hella pueda. Tras dudar siglos que para Micro son una tortura, le prestan el Ojo de Odín y ven cómo Titania saca de su bolsillo una flor, entre sus pétalos se ve una pequeña hada de luz parpadeante. Dice una palabras, el Ojo de Odín se ilumina y se arregla mientras el hada recupera vitalidad. La Reina está complacida y, en un momento de inusitada amabilidad, les regala un arco increíble.
En cuanto se va la Reina, sin pensarlo, salen corriendo a buscar al friking nigromante. Ni Dreki ni Guthrar están seguros de eso, finalmente Piedra murió como guerrero… pero siguen adelante. Encuentran, fuera de Grenmar, una casa que no habían visto antes. Beltari golpea la puerta, la escoltan los otros tres, Guthrar lleva el cuerpo de Piedra en brazos. Los atiende un viejo decrépito, burlón y malicioso. Les dice que si quieren revivir a alguien, tienen que dar otra vida a cambio. La primera persona en la que piensan es el guardia cara de chota que quería matar al bufón… Van al castillo a buscarlo pero se los cruza una mujer que antes no habían visto: Renald tiene un INSTANT CRUSH cuando conoce a Irsa, clériga del templo de Sif. Les dice que llegó una carta de Harvard y que tiene noticias que compartirles: Hay otro Ojo de Odín al otro lado de la Cordillera. Atrapan al tipo, se lo llevan al nigromante y el chabón se les caga de risa en la cara mientras revive a un Piedra zombie. Guthrar lo mata y Renald lo envuelve con su capa. Antes de que puedan hacerle algo al forro cara de ojete del nigromante, desaparece él junto con toda su vivienda. Vuelven a la casa de Micro y entierran a Piedra en el jardín de adelante. El barrilito con provisiones los guarda Renald, junto con el Ojo de Odín. La carta solo trae terribles noticias: Reinn les dice que no vuelvan al pueblo, y por un hechizo de Micro saben que está destruído… Salvo una única persona que parece estar con vida.
submitted by LaTabernaDeRol to LaTabernaDeRol [link] [comments]

Beneficios de Apuestas en Línea: Principales Razones para Apostar en Línea

La industria del juego de apuesta en línea es la industria más rentable en Internet. Millones de personas en todo el mundo están apostando en deportes en línea, jugando al póquer en línea, al bingo e incluso a la lotería en línea en cualquiera de los miles de sitios de juego disponibles en la red.
Incluso las personas que nunca han visitado un casino de tierra o un corredor de apuestas local se encuentran visitando casinos en línea y salas de póquer regularmente.
Entonces, ¿qué hace que los juegos de azar en Internet sean tan atractivos? Sí, puedes jugar a cualquier juego de tu elección sin tener que dejar tu silla favorita.
Aún así, no se te servirán bebidas gratis; no podrás ver el juego apostado en las pantallas de TV grandes del lugar; tampoco ver las expresiones faciales de tus oponentes de poker ni escuchar los sonidos de las monedas caer de la máquina tragamonedas cuando le pegues al jackpot.

Estos son los beneficios de las apuestas en línea en comparación con el juego tradicional:

Diversidad: ¿de qué otra manera puedes saltar de una sala de póquer en línea a la mesa de dados y a una sala de bingo mientras permaneces sentado en tu silla más cómoda? La mayoría de los casinos en línea cuentan con una gran variedad de juegos de mesa de casino, máquinas tragamonedas y máquinas de video póquer.
Además, en muchas de las principales compañías de juegos de azar en línea puedes cambiar de juegos de casino en línea a apuestas deportivas en línea con el mismo nombre de usuario y cuenta.
Bonificaciones: ¿dónde más puedes recibir dinero gratis para jugar? La mayoría de los casinos en línea ofrecen bonos de dinero gratis para atraer nuevos clientes y mantenerse al día con la competencia.
Los bonos pueden comenzar desde 100 pesos gratis solo por descargar el software del casino hasta más de 500 pesos por completar una cierta cantidad requerida de manos con comisión.
Conveniencia: de manera inconsciente, ¿qué puede ser más conveniente que jugar tu juego de casino favorito en la comodidad de tu hogar mientras escuchas tu música favorita y bebes tu cerveza favorita? Sin mencionar la posibilidad de poner a tu distribuidor en espera cada vez que desees tomar un descanso.
Fumar y los códigos de vestimenta: si eres fumador o no fumador, cuando juegas en línea, eres libre de seguir las reglas. Lo mismo ocurre con vestirse, comer y beber; puedes fumar sin parar o permanecer en un ambiente de no fumar; usar tu ropa más descuidada o permanecer desnudo; comer, beber, hablar por teléfono, ver televisión, lo que sea.
Atmósfera: cuando juegas en línea, no hay camareras que te seduzcan con bebidas gratis y te distraigan de vencer al crupier. Además, puedes establecer una atmósfera de tu elección que puede incluir relojes o incluso una fuente de luz diurna.
Amigable para los principiantes: un casino en tierra puede ser un lugar intimidante para el jugador novato. El casino en línea promedio, por otro lado, es mucho más amigable para los principiantes que su equivalente en ladrillo y mortero.
Los tutoriales interactivos, los modos de dinero ficticio y la opción de evitar la vergüenza social causada por la falta de comprensión de las reglas y los códigos de comportamiento son una bienvenida más placentera para el jugador novato del casino o jugador de póker.
Los tutoriales interactivos, los modos de dinero ficticio y la opción de evitar la vergüenza social causada por la falta de comprensión de las reglas y los códigos de comportamiento son una bienvenida más placentera para el jugador novato del casino o jugador de póker.
Seguridad: sí, los juegos de azar en línea son generalmente más seguros que jugar en un casino en tierra y llevar grandes cantidades de dinero en efectivo en tu bolsillo.
La mayoría de los casinos en línea son negocios confiables y respetables que no arriesgarán su reputación y perderán su base de clientes al estafar a sus jugadores.
Además de la lista de beneficios mencionada anteriormente, las apuestas en línea ofrecen la misma oportunidad para las personas con discapacidades o para aquellos que no pueden permitirse viajar fuera de su estado para jugar en un casino legal.
Sin embargo, leer sobre los beneficios de las apuestas en línea hace que la enorme popularidad del juego en línea, el juego de póquer en línea y las apuestas deportivas en línea sean mucho más fáciles de entender.
submitted by Betevenoficial to u/Betevenoficial [link] [comments]

Enredo III

| Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente |

Enredo III

Abrí las puertas de vidrio para que Brian pudiera llevar las cajas de muebles. Lo que más me sorprendió de su edificio de apartamentos fue lo despejado que estaba todo. Sin basura, sin gente, sin ruido. Había un tablero de anuncios justo después del segundo juego de puertas, que era algo que normalmente podría haber esperado que fuera un poco desordenado, por regla general, pero incluso allí, las publicaciones individuales estaban cuidadosamente espaciadas, y todo estaba sellado detrás un cristal con una sola cerradura pequeña. Se sentía un poco estéril. O tal vez era solo que yo estaba acostumbrada a un área con más carácter.
No sabía qué decir. No solo en términos de la construcción de apartamentos de Brian, no tenía idea de qué palabras saldrían de mi boca. No tenía la destreza para charlar de forma natural. Por lo general, me las arreglaba planificando constantemente lo que podría decir. El problema era que me había distraído, no tanto por los atributos de Brian, sino por haber tomado conciencia de que los había estado mirando. Ahora que estaba tratando de recuperarme, ponerme en equilibrio mental y planear algo de conversación, todo lo que podía pensar era 'Maldición, Taylor, ¿por qué no puedes pensar en algo que decir?'.
Entramos en el ascensor, y Brian descansó las cajas en la barandilla de metal en el interior. Me las arreglé para preguntar, “¿Qué piso?”
“Cuarto, gracias.”
Presioné el botón.
Subimos, y cuando se abrió la puerta, le ofrecí a Brian una mano para estabilizar las cajas mientras él se retiraba del ascensor. Lideró el camino por el pasillo y se detuvo junto a una puerta mientras yo buscaba las llaves que me había dado, para encontrar la de su apartamento.
No estaba segura de lo que esperaba ver en el lugar de Brian, pero aun así logró sorprenderme.
Lo primero que noté fue que los techos eran altos. El apartamento era prácticamente de dos pisos, un arreglo bastante abierto con pocas paredes. La cocina estaba a nuestra izquierda cuando entramos, pequeña, separada de la sala de estar por un mostrador de bar / cocina. A nuestra derecha estaba el armario del pasillo y las paredes que abarcaban el baño y uno de los dormitorios. Justo en frente de nosotros estaba la espaciosa sala de estar, respaldada por una ventana del piso al techo y una puerta de vidrio que daba a un balcón de piedra. Unas escaleras conducían a un dormitorio situado encima del baño y el primer dormitorio. Supuse que era allí donde dormía Brian, basándome en la cama no desordenada, pero no hecha, que estaba a la vista desde donde estaba parada.
Lo que me impresionó, creo, fue lo suave que era el lugar. Había dos estanterías, de color gris claro, en la sala de estar. En los estantes, vi, había una mezcla de novelas, plantas y libros antiguos con espinas de cuero rajado y raído. Las frondas de algunas de las plantas colgaban sobre los estantes. El sofá y la silla que lo acompañaba eran de pana color canela pálido, con cojines gruesos y lo suficientemente profundos que parecían poder perderse en ellos. Podría imaginarme acurrucarme en ese sillón con las piernas tapadas a mi lado, un libro en mis manos.
De alguna manera había estado esperando una estética similar a la del cromo y el cuero negro. No es que asociara la personalidad de Brian o su gusto con ese tipo de diseño, pero era lo que podría haber pensado que un joven soltero podría llegar a conseguir. Ya fuera la suavidad de los colores, el pequeño frasco con piedras, el agua y el bambú en la encimera de la cocina o las imágenes en tonos sepia de los árboles en el vestíbulo, el lugar me dio una sensación de tranquilidad.
Sentí una punzada de envidia, y no fue solo porque el apartamento de Brian era agradable. Estaba obteniendo una mejor idea de quién era, y cómo éramos personas muy diferentes, en cierto sentido.
Brian gruñó mientras dejaba las cajas junto al armario delantero. Se quitó las botas y lo tomé como una señal para quitarme los zapatos.
“Entonces, ya empecé un poco”, me dijo, llevándome a la sala de estar, y vi que había un montón de tablas de color gris claro y una caja de cartón vacía apoyada contra la pared. “Resulta que realmente necesita un segundo par de manos. ¿Quieres algo antes de comenzar? Prefieres el té al café, ¿verdad? ¿O quieres un refresco? ¿Un bocado?”
“Estoy bien”, sonreí, quitándome la sudadera y poniéndola en el mostrador de la cocina. Le había prometido a Tattletale que lo haría. Sintiéndome muy consciente de mí con mi barriga expuesta, traté de distraerlo con la tarea que tenía entre manos: “¿Empezamos?”
El primer trabajo, el que dejó incompleto, era un conjunto de estanterías, y comenzamos con eso. Era, como él había dicho, un trabajo para dos personas. Los estantes tenían tres columnas con seis estantes cada uno, y cada parte se acoplaba con la ayuda de clavijas de madera. Era imposible presionar dos piezas cerca de la parte superior sin que las que estaban cerca del fondo se separasen, y viceversa, así que conseguimos un ritmo en el que uno de nosotros juntaba piezas mientras que el otro impedía que todo lo demás se desarmara.
En general, nos llevó unos veinte minutos más o menos. Después de verificar que todo estaba encajado y alineado, Brian arrastró el estante del piso y lo colocó contra la pared.
“Ese es uno”, sonrió, “¿Estás segura de que no quieres un trago?”
“¿Qué tienes?”
“Ven, tengo cosas en la nevera. Elije lo que quieras.”
Agarré una cola de cereza. Brian agarró una cocacola, pero casi la ignoró mientras abría la siguiente caja, la cuadrada que medía casi cuatro pies de ancho, y comenzó a colocar las piezas individuales en el suelo de la cocina. Una mesa de cocina con taburetes.
Resultó que la mesa de la cocina era un trabajo más difícil que la estantería. Las patas debían sostenerse exactamente en el ángulo correcto, o los pernos se atascaban en los agujeros, o forzaban a la pata de la mesa a salir de su posición. Cada vez que eso ocurría, terminamos teniendo que sacar el perno y comenzar de nuevo. Terminé sosteniendo firmemente la primera pata de la mesa mientras atornillaba los pernos de la base.
Sin mirarme, colocó su mano sobre la mía para ajustar el ángulo una fracción. El contacto me hizo sentir como si alguien hubiera arrancado una cuerda de guitarra que iba desde la parte superior de mi cabeza hasta la mitad de mi cuerpo. Un profundo ronroneo en mi interior que no se podía escuchar, solo se sentía. Me alegré mucho por las mangas largas de mi top, porque se me ponían los pelos de punta.
Me encontré por defecto cayendo en mi defensa más básica, quedarme callada, quedándome quieta, así que no podía decir ni hacer nada estúpido. El problema fue que esto me hizo muy, muy consciente del silencio y la falta de conversación.
Probablemente Brian no había siquiera notado el silencio, pero me pregunté qué decir, preguntándome cómo iniciar una charla o cómo mantener una conversación. Fue agonizante.
Se acercó para ver mejor mientras colocaba una tuerca en el perno, y su brazo se presionó contra mi hombro. De nuevo, provocó una reacción casi elemental de mi cuerpo. ¿Fue esto intencional? ¿Estaba señalando interés a través del contacto físico casual? ¿O estaba asignando significado a algo casual?
“Casi terminado”, murmuró, ajustando su posición para comenzar a atornillar el otro perno para la pata de la mesa. Su brazo no estaba presionando contra mi hombro ahora, pero por la forma en que estaba agachado, su rostro estaba a solo unos centímetros del mío. De acuerdo, eso fue peor.
“Taylor, ¿crees que puedes agarrar esa llave más pequeña sin mover la pierna?”
No confiaba en mí misma para responder sin hacer un ruido raro, así que simplemente cogí la pequeña llave y se la entregué.
“Eso es más rápido, gracias”, respondió, después de un segundo, “¿Puedes pasarme la tuerca?”
Lo hice, dejándolo caer en su mano en lugar de colocarlo allí, preocupada por lo que podría hacer o por cómo reaccionaría si mi mano tocaba la suya. No iba a sobrevivir las siguientes tres patas de la mesa de esta forma, y mucho menos las banquetas o el tercer mueble que ni siquiera habíamos empezado.
“¿Taylor?”, Preguntó.
Dejó la pregunta colgar, así que tragué saliva y respondí: “¿Qué?”
“Relájate. Puedes respirar.”
Me reí ligeramente al darme cuenta de que estaba conteniendo la respiración, lo que resultó en una exhalación nerviosa y entrecortada que solo aumentó la incomodidad que estaba sintiendo.
Él estaba sonriendo, “¿Estás bien?”
¿Qué se supone que debía decir? ¿Admitir que no sabía cómo lidiar con estar cerca de un chico guapo?
Miré al suelo, a la pata de la mesa que sostenía. “Me pongo nerviosa cuando estoy cerca de la gente. Pienso en, ya sabes, que tal vez tengo mal aliento, o tenga olor a sudor, y no podría notarlo porque es mío, así que aguanto la respiración así para estar segura. No sé.”
Bravo, Taylor. Bravo. Imaginé el más lento y más sarcástico de los aplausos lentos. Hablando de mal aliento y sudor era totalmente el camino a seguir. Uno de esos momentos brillantes que me daría vergüenza cada vez que lo recordara en los siguientes años o décadas, estaba segura.
Entonces Brian se inclinó, cerrando los escasos centímetros de distancia que nos separaban, hasta que nuestras narices prácticamente se tocaron.
“No. Hueles bien”, me dijo.
Si hubiera sido un personaje de dibujos animados, estaba bastante segura de que ese era el punto en el que me salía vapor de las orejas, o me derretía en un charco. En cambio, fui con mi primer instinto, una vez más, y me quedé muy callada. Me di cuenta de un calor en mi cara que debe haber sido un rubor furioso.
Sería difícil decir si fue una misericordia o no, pero Brian se distrajo con el sonido de una llave en una cerradura, y la apertura de la puerta de entrada.
Lo primero que pensé fue que la chica que entró era la novia de Brian. Entonces la vi mirar hacia nosotros, sonreír, y noté la similitud entre sus ojos y los de Brian. Su hermana.
Mi segundo pensamiento, o mi segunda reacción, en realidad, fue difícil de poner en palabras. Es como, podrías mirar un Mercedes y decir que era una hermosa obra de arte, incluso si no eras alguien que prestaba mucha atención a los autos. En líneas similares, cuando veías un Mercedes con una calcomanía de llamas barata pegada a las ruedas y un alerón casero pegado en la parte trasera, era doloroso y decepcionante en un nivel fundamental. Eso fue lo que sentí, mirando a Aisha.
Era hermosa, tan femenina como Brian era masculino, con pómulos altos, cuello largo y, aunque era dos o tres años más joven que yo, ya tenía pechos más grandes que los míos. Podrías convencerme de cortarme un dedo por tener piernas, cintura y caderas como las de ella.
Maldita sea, esta familia tenía buenos genes.
Solo necesitabas echar un vistazo a Aisha para saber que iba a ser completamente hermosa cuando terminara de crecer. Dicho eso, sin embargo, tenía una raya de cabello decolorado y parte de ese cabello decolorado había sido teñido en una franja de color púrpura. Era como si hubiera hecho todo lo posible por parecer vulgar, con shorts de jean rasgados sobre leggings de red verde neón, y un top sin tirantes que dudaría incluso en llamar ropa interior. Cualquier envidia que sentía hacia ella se veía acentuada por un sentimiento casi de ofensa, en cuanto a cómo estaba arruinando lo que le habían dado naturalmente.
“¿Estoy interrumpiendo?”, Dijo, con un tono ligeramente burlón, mientras me miraba sin poder entenderlo.
“Aisha”, Brian se levantó, “¿Qué estás haciendo aquí? Tú-” se detuvo cuando una mujer negra robusta y sólida entró por la puerta principal. Donde la mirada de Aisha hacia mi había sido ambigua, la mirada que esta mujer me dio fue todo lo contrario. Desaprobación, disgusto. Me di cuenta de lo que debía parecer, ligeramente sudorosos, en el suelo entre los muebles, con el estómago visible, prácticamente brillante con un rubor rosado. Me apresuré a agarrar mi sudadera y ponerla.
“Señor. ¿Laborn?”, Dijo la mujer pesada, “Me temo que esperaba que estuviera más preparado, pero parece que está en medio de algo.”
Brian negó con la cabeza, “Si señora. Sra. Henderson. Estoy casi seguro de que su oficina me dijo que los esperara a las dos esta tarde.”
“Esa fue la hora original. Aisha me dijo que quería reprogramar-” La señora Henderson se interrumpió y le lanzó a Aisha una mirada dura.
Aisha sonrió, se encogió de hombros y se levantó de un salto, así que estaba sentada al final del mostrador de la cocina. “¿Qué? Hay una película que quiero ver esta tarde con mis amigos.”
“Si hubieras preguntado, podría haber dicho que sí”, le dijo Brian, “Ahora probablemente voy a decir que no.”
“No es tu decisión, hermano, no estoy viviendo contigo todavía”, ella levantó le mostro el dedo del medio con las dos manos.
Brian parecía que iba a decir algo más, pero luego se detuvo. Suspiró, luego dirigió su atención a la trabajadora social de Aisha, “Lo siento por esto.”
Ella frunció el ceño, “Yo también. Debería haber llamado para comprobar, dada la historia de Aisha de torcer la verdad.” Miró su cuaderno y pasó la página, “Si quieres reprogramar, hmmm, me temo que ya llené la ranura de la tarde, pero tal vez ¿Este fin de semana…?”
Brian le dio a Aisha una mirada molesta, “Ya que está aquí, si estás dispuesta a pasar por alto los muebles que no hemos terminado de armar, podríamos hacerlo ahora.”
“¿Si estás seguro? ¿Qué hay de su... compañera?” Ella me miró.
Mi rubor probablemente no se había ido, y sospecho que me sonrojé un poco más de repente al ser puesta en medio de una situación incómoda. Probablemente no ayudó a desvanecer ninguna impresión equivocada que ella había percibido.
“Ella es una amiga, me estaba ayudando. Taylor, no estoy seguro de cuánto tiempo será esto. No quiero perder tu tiempo, pero me sentiría mal si te fueras tan pronto después de venir hasta aquí. Si quieres quedarte y relajarte, podría llevarte de regreso después.”
Cada parte socialmente torpe de mi cerebro ansiaba tomar la ruta de escape ofrecida, hacer mi salida, enfriarme. Fue difícil decir por qué no lo hice.
“Me quedaré, si no voy a estar en el camino. No tango planes para la tarde.”
Cuando Brian sonrió, me di cuenta de por qué no había aprovechado la oportunidad de irme.
La mujer volvió a examinarme en detalle. Ella me preguntó: “¿Estás en su clase en línea?”
Negué con la cabeza.
“No. Pareces un poco joven para eso.” Entonces ella me desafió, “¿Por qué no estás en la escuela?”
“Um”, dudé. Mantente lo más cerca posible de la verdad. “Estuve al borde de una de las explosiones de bombas y tuve una conmoción cerebral. Estoy faltando a clases que esté completamente mejor.”
“Ya veo. ¿Estás segura de que ensamblar muebles es lo que pretendía el médico cuando te dijo que descansaras y te recuperases?”
Sonreí torpemente y me encogí de hombros. Hombre, realmente estaba esperando no estar estropeando esto para Brian.
“Entonces”, Brian habló con la Sra. Henderson, “¿Quería mirar mi casa y ver el espacio que aparté para Aisha? Supongo que esta es una oportunidad para que revise un lugar antes de que la familia se apresure a barrer todo debajo de la alfombra.”
“Mmm”. Una respuesta no coercitiva. “Vamos al balcón, y puede contarme sobre el área y las escuelas cercanas.”
Brian abrió el camino y sostuvo la puerta para el asistente social. Se cerró detrás de él, dejándome con Aisha, que todavía estaba sentada en el mostrador de la cocina. Le di una pequeña sonrisa y recibí una mirada fría y penetrante a cambio. Incómoda, volví mi atención a la mesa y traté de ver qué podía hacer por mi cuenta, con la segunda pata.
“Así que. ¿Estás en el equipo de mi hermano?”
¿Qué? Estuve orgullosa de mí misma cuando apenas perdí el ritmo. “¿Equipo? Sé que hace boxeo, o boxeaba, al menos, pero-”
Ella me dio una mirada divertida, “Vas a hacerte la tonta, ¿verdad?”
“No estoy entendiendo. Lo siento.”
“Claro.” Se inclinó hacia atrás y pateó un poco las piernas.
Volví mi atención de nuevo a la pata de la mesa. No llegué muy lejos antes de que ella me interrumpiera de nuevo.
“Mira, sé que estás en su equipo. Proceso de eliminación, tienes que ser la chica bicho.”
Negué con la cabeza, tanto para negarlo como para exasperarme. ¿Qué carajo, Brian?
“Me dijo que tenía poderes, no dijo lo que eran. Como tiene poderes, cree que hay una posibilidad de que yo también los tenga. No quería que me sorprendiera. Descubrí quién era él después de eso, vi algo sobre algunos villanos que robaban un casino una noche en la que no estaba en casa, comencé a registrar las veces que no estaba disponible y seguía coincidiendo. Lo confronté y no hizo un buen trabajo negándolo.”
Con la esperanza de desequilibrarla, puse en mi rostro la más convincente expresión de sorpresa con los ojos abiertos tanto como podía “¿Estás diciendo que tu hermano es un supervillano?
Parpadeó dos veces, luego dijo, lentamente, como si estuviera hablando con alguien con una discapacidad mental, “Siiiii. Y estoy diciendo que tú también lo eres. ¿Por qué otra razón se juntaría mi hermano contigo?”
Auch. Eso dolió.
Me ahorré tener que dar una respuesta y mantener la farsa cuando Brian y la asistente social regresaron del balcón.
La asistente social estaba diciendo: “...dudoso, con la lista de espera.”
“Ella está en el territorio y estaría ingresando a la escuela al mismo tiempo que el resto de los estudiantes de noveno grado.” Brian respondió, mirando mal a Aisha, “Y eso significaría separarla de las malas influencias que tiene alrededor donde está viviendo ahora.”
Aisha le mostró el dedo, otra vez.
“Mmm”, respondió la asistente social, mirando de Aisha hacia él. “Me gustaría ver tu habitación después?”
“¿Mía? ¿No de Aisha?”
“Por favor.”
Brian condujo a la asistente social hasta las escaleras que conducían a su habitación, que daba al resto del departamento.
“Tal vez debería ver cómo reaccionas si lo grito en voz alta”, sugirió Aisha. Ella puso un acento falso, “¿Cómo te llamas, otra vez?”
Giré los ojos.
“¿No vas a decir? Como sea.” Sus manos se ahuecaron alrededor de su boca como si estuviera gritando, gritó burlonamente en un volumen apenas por encima del habla regular, “¡Bichito y Grue, en casa!”
Miré hacia arriba, esperando que Brian y la asistente social no estuvieran al alcance del oído. El murmullo de conversación allí arriba no parecía haber sido interrumpido por lo que Aisha había dicho.
“Parece que estarías en una situación de perder-perder, anunciándolo así”, le respondí, “O tienes razón, y molestas a dos personas que realmente querrás evitar enojar, o estás equivocada y te ves como una loca.”
“¿Y si ellos ya piensan que estoy un poco loca? ¿Qué tengo que perder?”
“No sabría decir.” Apreté el cerrojo, revisé la pata de la silla y la encontré sólida como una roca. Pasé al siguiente. “¿Qué tienes por ganar?”
“Vaaaamos”, ella se quejó, “Solo admítelo.”
Mi corazón latía con fuerza cuando Brian y la asistente social bajaron las escaleras. Aisha, por su parte, pegó una amplia y falsa sonrisa en su rostro para saludarlos. Brian hizo pasar a la mujer al segundo dormitorio, pero no entró con ella. Se detuvo para mirarme.
“Taylor, no necesitas hacer eso por tu cuenta.”
“Está bien”, dije. Mirando hacia arriba, donde Aisha estaba sentada en la encimera, agregué: “Es una buena distracción.”
“Lo siento. Creo que tardaremos solo un minuto más.”
Resultó cierto. La asistente social salió de la habitación de Aisha, echó un vistazo por el baño y luego investigó los armarios y la nevera.
La Sra. Henderson habló con Aisha, “Me gustaría que salgas al balcón por un minuto.”
“Lo que sea.” Aisha saltó del mostrador y se dirigió hacia afuera.
“Y”, dijo, volviéndose hacia Brian, “Tal vez quieras que tu amiga espere afuera también.”
“Realmente no tengo nada que esconder”, respondió, mirando hacia mí.
“Bien. Permítanme comenzar diciendo que esto es mejor que la mayoría.”
“Gracias.”
“Pero tengo preocupaciones.”
Se podía ver la expresión de Brian cambiar una fracción, ante eso.
“Leí los documentos y planes que me enviaste por correo electrónico. Usted tiene un plan sólido en mente para la contabilidad, el pago de las facturas, ayudarla con su educación, posibles gastos adicionales, el presupuesto para la ropa e incluso para ahorrar dinero para la universidad. En muchos aspectos, este es el tipo de situación que deseo, con la mayoría de mis casos.”
“¿Pero?”
“Pero cuando miro este lugar, veo que lo has hecho muy tuyo. Los muebles, las decoraciones, las obras de arte, parecen apuntar a tu personalidad, dejando muy poco espacio para Aisha, incluso en el espacio que has reservado para ella.”
Brian pareció un poco aturdido por eso. “Ya veo.”
“Mire, Sr. Laborn, debemos considerar la perspectiva de Aisha. Ella es una fugitiva en serie. Ella claramente no ve la casa de su padre como un hogar. Se debe tener cuidado adicional para asegurarse de que ella vea esto como tal. Suponiendo que ella termina aquí y no en casa de su madre.”
“Mi madre,” la expresión de Brian tomó un tono más serio.
“Soy consciente de sus preocupaciones sobre el tema de la madre de Aisha, Sr. Laborn.”
Mi celular sonó una vez en mi bolsillo de sudadera. Lo ignoré.
Brian suspiró, flaqueándose un poco, “¿Esto es reparable?”
“Sí. Involucre a Aisha en la decoración, esté dispuesto a comprometer sus gustos y su estética para que sienta que este también es su espacio”, dijo, “sé que no será fácil. Aisha es difícil a veces, estoy segura de que ambos podemos estar de acuerdo es eso.”
Estaba empezando a gravitar hacia esa conclusión yo misma.
“Sí”, Brian asintió, “Entonces, ¿qué sigue?”
“Haré una visita a la casa de su madre en una semana y media, si recuerdo bien. Si desea enviarme otro correo electrónico cuando sienta que ha enmendado este pequeño problema, y ​​las pocas cosas que le señalé durante la inspección, podría hacer arreglos para visitarlo nuevamente.”
“Eso sería fantástico.”
“Tenga en cuenta que tengo una carga de trabajo desbordante, y probablemente no pueda pasar hasta al menos una semana después de que me haya avisado.”
“Gracias”, dijo Brian.
“¿Alguna pregunta?”
Sacudió la cabeza.
“Entonces le deseo suerte. Para disculparme por el tiempo inesperado de la cita, le haré una oferta de una sola vez para quitarle a Aisha de sus manos. Si ella insiste ser suspendida, puedo presentarle a otra persona que siguió ese camino, mientras voy a las citas de esta tarde.”
Brian sonrió. No es exactamente esa sonrisa increíble que había visto tan a menudo, pero una bonita sonrisa, no obstante, “Creo que se perderá la película a la que quería ir.”
“Parece”, el trabajador social sonrió con complicidad. “Siga así, Sr. Laborn. Aisha tiene suerte de tenerlo.”
Brian se animó un poco al respecto.
La reunión no duró mucho después de eso, y Aisha fue arrastrada quejándose por la asistente social. No pude respirar con alivio hasta que se fueron. Incluso entonces, estaba inquieta, sabiendo cuán fuertes habían sido las sospechas de Aisha.
Recordando que mi teléfono había sonado, busqué mi teléfono celular para ver cuál había sido el mensaje. Mientras mantuve presionado el botón para desbloquearlo, le dije a Brian: “Aisha sabe sobre los Undersiders, parece.”
“Mierda. Lo siento”, hizo una mueca de dolor, “Si pensara que te encontrarías con ella, te habría dado una advertencia. ¿No dijiste nada?”
“Fingí no saber de qué demonios estaba hablando, por poco que sirvió. ¿Esto va a ser un problema?”
“Ella prometió que no le diría nada a nadie... y realmente me molesta que haya sido lo suficientemente indiscreta para plantear el tema con alguien a quien no había dado mi consentimiento. Pero Aisha no lo diría por contarlo. Creo que ella probablemente estaba jugando contigo.”
“Si estás seguro”, tenía mis reservas, pero no estaba segura de querer presionarlo sobre el tema, cuando ya estaba estresado.
“Bastante seguro”, suspiró.
Miré mi teléfono celular. Era de Lisa.
prdn x interrumpir besukeo. los dos tienen q volver rapido. se sta yendo todo ala mierda
Sentí un poco de calor en las mejillas mientras me tomé mucho cuidado de borrar el texto. Cuando terminé, me volví hacia Brian. “Lisa dice que algo está pasando. Ella dice que nos apresuremos a volver.”
“Que hinchapelotas”, dijo Brian. “Esperaba... ah carajo. Supongo que no vamos a armar todo esto, ¿eh?”, Me sonrió.
Le devolví la sonrisa, “En otra ocasión.”
Él me dio una mano para ayudarme a ponerme de pie. ¿Estaba siendo optimista u observadora cuando noté que su mano tal vez se demoraba medio segundo más de lo necesario en la mía?
¿Estaba una parte de mi temiendo esas posibilidades, esperando que no fuera ni un deseo mio ni una observación precisa de él? Porque no podía decir si me asustaba, o si solo quería que hubiera una parte cuerda de mí con una objeción.
Mierda. Mentalmente avancé mi línea de tiempo. No más de una semana, y tendría que llevar lo que sabía sobre los Undersiders al Protectorado. No estaba segura de confiar en mí misma por más tiempo que eso.

| Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente |

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]

Interludio V

| Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente |

Interludio V

"¿Esto es lo que querías?", El adolescente con barba en su mentón y la capucha arriba, le entregó la bolsa de papel.
Manos anchas con las uñas arruinadas y podridas de color marrón recorrieron el contenido. “Lo es. Aquí.” La voz era ligeramente acentuada, las palabras y los sonidos eran muy cuidadosos, como si no se sintiera cómodo con el inglés.
El joven extendió la mano y sus ojos se agrandaron cuando un manojo de billetes se presionó en sus manos.
“Esto es... más de lo que pensé que sería.”
“¿Te estás quejando?”
El joven negó con la cabeza.
Gregor el Caracol se metió las manos en los bolsillos, como para esconder las uñas y los bultos que le salpicaban el dorso de las manos como costras. Cada uno de las protuberancias duras, que podrían haber sido conchas o escamas, ninguna más grande que un dólar de plata, tenía una prominente forma de espiral. Por mucho que pudiera meterse las manos en los bolsillos, no podía ocultar su rostro. No tenía cabello en la cabeza, ni siquiera cejas o pestañas, y las protuberancias duras le cubrían la cara como un caso terminal de acné. Lo más extraño y desconcertante de todo era el hecho de que su piel pálida era lo suficientemente translúcida como para poder ver las sombras de su esqueleto, sus dientes y la lengua en su boca.
“Como puedes ver”, dijo Gregor, sin ninguna afectación, “sería difícil para mí entrar a una tienda y hacer simples compras. No me gusta depender de mis amigos para esto. Me hace sentir en deuda con ellos, y eso no es bueno para las amistades. Si estás interesado en repetir este tipo de transacción, estando de guardia para hacer diligencias por mí durante un tiempo, podría arreglarse.”
“¿En serio?” El chico se frotó la barbilla, “¿Por cuánto tiempo?”
“Hasta que llamé y no puedas o no quieras hacer mi mandado. Si esto sucediera más de una vez, o si la razón no fuera buena, encontraría a otra persona, como lo hice con la última persona.”
“¿No lo lastimaste ni nada?”
“No. No lo hice. Decidió que prefería pasar la noche con su novia. No lo he llamado nuevamente.”
“¿Esto no será nada ilegal?”
“No. Sin drogas, sin prostitutas, sin armas.”
“Entonces me llamas, salgo corriendo y te consigo alimentos, o ropa, o comida para llevar, o champú, o lo que sea, y me pagas tres-”
“Eso es cuatro. Y no tengo pelo, así que no necesitarías preocuparte por el champú.”
“Claro. Lo siento. Entonces, ¿cuatrocientos dólares cada vez? ¿Cuál es el truco?”
“Sin trucos. Tengo dinero, me gusta que las cosas sean convenientes. Solo una pequeña posibilidad de problemas. Mi primer asistente, ella renunció porque estaba preocupada de que mis enemigos la usen para llegar a mí. No negaré que esto es posible.”
“¿Tienes enemigos?”
“Sí. Pero todavía no ha habido un caso en que alguno de mis asistentes tuvo problemas con ellos.”
“¿Alguno de ellos se metió en problemas?”
“El último asistente, el chico con la novia. Pensó que podría conseguir más dinero, porque podría ir a la policía y contarles lo que sabía de mí. Tuvo la suerte de intentar esto cuando estaba de buen humor. Yo lo disuadí. Trabajó para mí durante dos meses después de eso sin ninguna queja. No fuimos amistosos, fue puro negocio. Recomendaría, amablemente, que no intentes lo mismo.”
“Oye. Vive y deja vivir, ¿verdad?”
“Ese es un buen dicho.”
“Bueno. Quiero ir a la universidad este otoño, y esto suena muchísimo mejor que trabajar por el salario mínimo de durante cincuenta horas a la semana. Aquí, mi número de teléfono celular”, él entregó su teléfono.
Gregor el Caracol se tomó un segundo para poner el número en su propio teléfono. “Lo tengo. Llamaré.”
Fueron cada uno por su camino.
Gregor caminó por las calles laterales del centro de Brockton Bay con la capucha de su sudadera proyectando su rostro en la sombra. Cualquiera que se cruzara en su camino y mirara debajo de su capucha se apresuró a mirar hacia otro lado. Avergonzado, asustado. Aquellos que lo vieron desde lejos lo consideraban también como monstruoso, pero de una manera diferente. Para ellos, él era simplemente uno de los obesos mórbidos. Un hombre en de entre veinte largos o pocos treinta, casi tres veces el peso que debería tener para su altura de metro setenta y ocho. Su peso, lo sabía, era una de las cosas raras en este mundo moderno que alguien podría usar para burlarse de él abiertamente.
Le había llevado años llegar a aceptar esto. El ser uno de los monstruos.
Cuando llegó a su destino, el palpitante latido de la música llegó a sus oídos. El club estaba a dos cuadras de Lord Street, y había una línea que se extendía por el costado del edificio. Letras amarillas que brillaban intensamente en una letra casi intencionalmente simple deletreaban 'Palanquin'.
Se saltó la línea y se dirigió directamente hacia la puerta de entrada. Un fornido portero hispano con una barba que trazaba los bordes de su mandíbula desabrochó la cerca de la cadena para dejarlo pasar.
“¿Qué demonios?”, Se quejó una de las chicas que estaba al frente de la fila. “Estuvimos esperando cuarenta y cinco minutos, ¿Y dejaste entrar a ese gordo de mierda?”
“Fuera de la fila”, dijo el portero, su voz aburrida.
“¿Qué carajo? ¿Por qué?”
“Acabas de insultar al hermano del dueño, idiota”, le dijo el portero, “Fuera de la fila. Tú y tus amigos están vetados.”
Gregor sonrió y negó con la cabeza. La línea que el portero había usado era basura, por supuesto, él no era el hermano del propietario. Pero fue agradable ver a uno de los imbéciles recibiendo lo que merecían.
Había trabajado como gorila para clubes que buscaban a alguien más exótico y llamativo, cuando se estaba poniendo de pie por primera vez, por lo que sabía que la línea que veías por la puerta rara vez indicaba cuántas personas había en el interior. Un club vacío podría tener una fila de personas esperando para entrar, para dar la imagen correcta. A pesar de que era martes por la noche, Palanquin no tenía necesidad de tales engaños. Estaba lleno de gente. Gregor navegó con cuidado entre la multitud de bailarines y personas que sostenían tragos, hasta que llegó a una escalera custodiada por un portero. Al igual que con la puerta de entrada, su entrada a la escalera era automática, incuestionable.
El balcón del piso de arriba no estaba lleno de gente, y los que estaban presentes, una docena más o menos, estaban casi deshuesados ​​en su letargo. Sobre todo chicas, yacían boca abajo en los sofás y en las cabinas de todo el balcón que daba a la pista de baile. Solo tres personas estaban más o menos alerta cuando Gregor se acercó.
“¡Gregor, mi muchacho!” Newter sonrió de oreja a oreja. Gregor captó el más breve destello de disgusto en la cara de una de las chicas que estaban sentadas con Newter, mientras lo miraba. Ella era una rubia con lápiz labial azul y reflejos rosados ​​en su cabello. Si Gregor hubiera estado trabajando como portero, habría revisado su identificación, la habría comprobado dos veces, y aunque pareciera real, la habría echado de todas maneras por ser demasiado joven. Ella no podría haber tenido más de dieciséis años.
Aún así, eso era más o menos la edad de Newter, y no podía culpar al chico por estar interesado en alguien de su edad.
La otra chica, de cabello oscuro, tenía un aspecto europeo en sus facciones. Ella no mostró tal disgusto. Cuando ella le sonrió, no había señales de que la expresión fuera forzada. Eso fue raro e interesante.
“Traje tu cena”, dijo Gregor.
“¡Buen hombre! ¡Trae una silla!”
“Los otros también querrán su comida.”
“Levanta una silla, vamos. Aquí tengo dos chicas deslumbrantes, y no me creen cuando les estoy hablando de algunos de los trabajos más geniales que hemos realizado. Necesito respaldo aquí, hermano.”
“Yo no creo que sea una buena idea hablar de estas cosas”, dijo Gregor. Él permaneció de pie.Newter tomó la bolsa y agarró un sándwich de adentro. “Todo bien. Faultline se unió a la conversación hace un rato, por lo que obviamente no le parece un problema. No van a hablar, ¿verdad, Laura? ¿Mary?”
Cada chica negó con la cabeza cuando Newter les preguntó por su nombre. Eso le permitió a Gregor etiquetar a la chica de cabello oscuro como Laura y la chica con el lápiz labial azul como Mary.
“Si Faultline dijo que estaba bien”, dijo Gregor. Cogió la bolsa de Newter y encontró su propio sándwich. “Laura y Mary, lo siento, los otros sándwiches que tengo aquí están reservados. Podría ofrecerles algo del mío, si quisieran.”
“Está bien, no tengo hambre”, respondió Laura, “Me gusta tu acento. ¿Es noruego?”
Gregor terminó su primer bocado, tragó saliva y negó con la cabeza, “No estoy seguro. Pero he hablado con un experto y él dice que el otro idioma que hablo es islandés.”
“¿No lo sabes?”
“No”, respondió Gregor.
Su respuesta brusca solo detuvo la conversación por un momento antes de que Newter lo pusiera en marcha de nuevo, “De acuerdo, hermano, diles a estas chicas contra quién nos enfrentamos el mes pasado.”
“¿El trabajo de la caja de juguetes?”, Preguntó Gregor, “¿con el mercado negro de Artesanos? No habia nadie-”
“El otro. El trabajo en Filadelfia.”
“Ah. Chevalier y Myrddin.”
Newter juntó sus manos, meciéndose en su asiento, “¡Te lo dije!”
“Y los vencieron”, dijo la chica de cabello oscuro, incrédula.
“¡No perdimos!” Gritó Newter.
“Estuvo muy cerca”, Gregor agregó sus propios dos centavos. “Chevalier es el líder del Protectorado en Filadelfia. Myrddin lidera el Protectorado de Chicago. Estas son personas que el mundo entero reconoce. Obtuvieron puestos protegiendo ciudades grandes en Estados Unidos porque son fuertes, porque son inteligentes y talentosos. Cumplimos el trabajo, como siempre hacemos, y nos marchamos.”
Newter se echó a reír, “Paguen.”
Ni Laura ni Mary parecían molestas cuando metieron la mano en el bolsillo y el bolso, respectivamente, y sacaron algunos billetes.
“¿Cuál fue la apuesta?” Preguntó Gregor.
“Les dije que no tenían que pagar si mentía.”
“¿Y si no estuvieras mintiendo? ¿Pagan más?”
“Ninguna penalización. Obtuve compañía y conversación por un tiempo”, sonrió Newter. Extendió la mano hacia la parte posterior de la cabina, agarró una bolsa que estaba allí y sacó un par de cucharas de plástico y una botella de agua. Con un gotero de agua que sacó de su bolsillo, extrajo agua de la botella y colocó unas gotas en cada cuchara. El último paso fue sumergir la punta de la lengua en cada gota de agua.
“Lámanlo”, les dijo a las chicas.
“¿Eso es todo?”, Le preguntó Laura.
“Es suficiente. Más, y es posible que vuelen por un tiempo inconvenientemente largo. Eso justo allí”, señaló Newter a la cuchara con la punta de la cola, “Es un poco menos de una hora de viaje psicodélico. Sin resaca, sin efectos secundarios, no es adictivo, y no se puede sufrir una sobredosis. Créeme, he intentado hacer que alguien tenga una sobredosis antes, en una situación de combate, y no pude lograrlo.”
Mary fue la primera en tomar la cuchara y meterla en su boca. Momentos después, sus ojos se abrieron de par en par y ella cayó inerte sobre el respaldo de la cabina.
“Oye”, dijo Laura, volviéndose hacia Gregor. Metió la mano en el bolsillo, encontró un recibo y un bolígrafo, y garabateó en la parte posterior en blanco del papel. Ella se lo entregó. “Mi número. Si quieres hablar, o, ya sabes, algo más.”
Ella le guiñó un ojo y luego se metió la cuchara en la boca.
Gregor parpadeó en una leve confusión mientras su cabeza cayó hacia atrás.
“Parece que has causado una buena impresión, Gregster”, se rió entre dientes.
“Tal vez”, dijo Gregor. Puso la mitad de su sándwich que quedaba en la bolsa de papel, luego hizo una bola con la envoltura. Después de un momento de vacilación, arrugó el recibo con el número de Laura en la bola. Lo lanzó a un cubo de basura a medio camino a través de la habitación.
“¡Oye! ¿Qué diablos?”
“No creo que yo le gustara porque soy yo”, dijo Gregor, “creo que le gustaba porque soy un monstruo."
“Creo que te estás saboteando, hombre. Esta buena. Mírala.”
Gregor lo hizo. Ella era atractiva. Él suspiró.
“Newter, ¿sabes lo que es un devoto?”
Newter negó con la cabeza.
“Es un término del argot para alguien que se siente atraído por personas con discapacidades debido a la discapacidad. Creo que se trata de poder, atracción por alguien porque de alguna manera son débiles. Creo que es probable que esta Laura me considere débil por la forma en que me veo, la forma en que puedo tener problemas día a día, y esto es atractivo para ella de una manera similar a la que un lisiado o un ciego seria para un devoto. Esto no me atrae.”
“De ninguna manera. Tal vez le gustes por la persona que está debajo.”
“No me vio lo suficiente como para saber quién podría ser esa persona”, respondió Gregor.
“Creo que te estás menospreciando. Yo aprovecharía esa oportunidad.”
“Eres una persona más fuerte que yo de muchas maneras, Newter. Debería llevarle la cena a los demás”, Gregor se dio vuelta para irse.
“Oye, haz una señal a Pierce para que envíe a otra chica o dos, ¿quieres?”
Gregor hizo lo que le pidió, llamando la atención del portero al pie de las escaleras. El portero, a su vez, llamó la atención de un grupo de chicas en la pista de baile.
Mientras las chicas se abrían paso, Gregor se volvió hacia Newter, “¿Estás feliz?”
“Oh hombre. No vas a entrar en una fase filosófica de nuevo, ¿verdad?”
“Te ahorraré eso. ¿Lo estás?”
“Tipo. Mírame. Tengo dinero para gastar, tengo a las chicas más calientes de la ciudad pidiendo probarme. ¡Literalmente queriendo probarme! ¿Qué piensas?”
“¿Estás feliz, entonces?”
“La época de mi vida, hermano.” Newter abrió sus brazos para saludar a un trío de chicas cuando llegaron a la cima de las escaleras.
“Me alegra.” Gregor se giró y entró al pasillo en la parte posterior del balcón. Cuando la puerta se cerró tras él, el sonido de la música detrás de él se atenuó.
Su siguiente parada fue la primera puerta a su izquierda. Él golpeó.
“Adelante.”
La habitación tenía una cama a cada lado, en las esquinas opuestas. Un lado de la habitación estaba atestado de carteles, fotos, una estantería repleta de libros, una computadora Apple con dos estantes para CD que se alzaban sobre ella y dos sistemas de altavoces. La música de los altavoces de la computadora apenas logró ahogar la música del club de abajo. La chica que estaba recostada en la cama tenía una densa capa de pecas en la cara y las manos, y cabello castaño rizado. Las revistas estaban amontonadas a su alrededor en la cama, amenazando con derrumbarse al menor movimiento.
El otro lado de la habitación era espartano. Nada adornaba las paredes, no había libros, ni computadora o parafernalia de computadora. Había una cama, una mesita de noche y una cómoda. El único toque de personalidad era una colorida colcha y una funda de almohada. Gregor sabía que había sido un regalo de Faultline. La propietaria no habría salido a buscarla ella misma. La residente de ese lado de la habitación estaba sentada en la esquina, mirando a la pared. Ella era rubia, el tipo de cabello rubio platinado que raramente duraba pasando la pubertad. Su suéter púrpura era un poco demasiado grande para ella, cayendo sobre sus manos, y sus jeans claros estaban claramente destinados a ser más cómodos que a la moda.
“Traje tu cena, Emily.”
“Gracias”, le respondió la chica pecosa. Cogió el sándwich que le lanzó y comenzó a pelar el paquete.
“¿Está bien?”, Le preguntó, haciendo un gesto a la chica de la esquina.
“No es uno de sus mejores días.”
El asintió.
“Elle”, habló, suavemente, “¿Puedo acercarme?”
Habían aprendido por las malas, que cuanto más distante estaba la niña, más fuerte era su poder. Esto la hacía particularmente peligrosa cuando estaba tan perdida que no podía reconocerlo. Una cruel ironía, observó Gregor, que prácticamente no tenía ningún poder cuando era más ella misma. Era un problema al que esperaban encontrar una respuesta, algún día.
La chica en la esquina se volvió para mirarlo a los ojos. Lo tomó por consentimiento, se le acercó y le puso un sándwich en las manos.
“Come”, la instruyó.
Ella lo hizo, casi mecánica en sus movimientos.
Después de que Faultline lo enlistó a él y a Newter, un trabajo los había llevado a un asilo de alta seguridad. Habían estado allí para interrogar a alguien sobre los Dragonslayers, un grupo de villanos que utilizaba tecnología de Artesano robada del Artesano más poderoso y de mayor perfil del mundo para el hurto y el trabajo mercenario. Su invasión del asilo no había ido tan bien como podría haberlo hecho, y había llevado a un cierre de alta tecnología de la instalación. No solo extendió su misión por varias horas, sino que también generó problemas con uno de los residentes, una parahumana que aparentemente tenía que ser movida regularmente, para que su influencia sobre su entorno no se extendiera más allá de los límites de su celda, convirtiéndola en una un problema serio para el personal, otros residentes y espectadores involuntarios.
Al final, después de tratar con el escuadrón enviado del Protectorado de Boston y obtener la información que necesitaban sobre los Dragonslayers, habían reclutado a la chica.
Miró y esperó lo suficiente para asegurarse de que estaba en camino de terminar su sándwich, luego se dio vuelta para irse. Emily le dio un pequeño saludo con la mano en señal de despedida, y él asintió una vez en reconocimiento.
Su última parada fue la oficina al final del pasillo del segundo piso. Miró por la ventana, luego se dejó entrar tan silenciosamente como pudo.
Faultline, propietaria de Palanquin y varias otras empresas de cobertura en Brockton Bay, estaba sentada en un gran escritorio de roble. Frente a ella, en medio de los libros de contabilidad, cuadernos y libros de texto de la universidad, había algo similar a un xilófono, una serie de varillas alineadas una al lado de la otra, atadas firmemente a una tabla.
Faultline estaba en su ropa profesional; una camisa de vestir blanca con las mangas arremangadas y pantalones negros metidos en brillantes botas de montar negras con dedos de acero. Su ondulado cabello negro estaba recogido en una cola de caballo. No llevaba máscara: los empleados de Palanquin que se aventuraban tan lejos como esta oficina estaban demasiado bien pagados para traicionarla. Sus rasgos eran tal vez demasiado agudos como para llamarlos convencionalmente atractivos, pero Gregor sabía que ella era ciertamente más atractiva que Newter o él mismo.
Mientras Gregor observaba, ella cerró los ojos, luego deslizó su mano por los extremos superiores de las varillas. La energía roja y azul crepitaba, y piezas de madera, metal, piedra y plástico en forma de moneda caían al escritorio. Otras varillas, varias de las cuales eran de madera verde, quedaron intactas.
“Carajo”, murmuró. Barrió los trozos de varios materiales en forma de moneda en un cubo de basura que estaba al lado de su escritorio. Echando un vistazo hacia donde estaba Gregor justo al lado de la puerta, levantó una ceja.
“No deseaba interrumpirte.”
“No te preocupes por eso. Tal vez distraerme ayudará.”
“Si estás segura.” Se acercó al escritorio, dejando la bolsa de papel sobre ella, “Eran las siete en punto, nadie había comido todavía. Nos conseguí unos sandwiches.”
“Gracias. ¿Cómo está Elle?”
“Spitfire dijo que estaba teniendo un mal día, pero que ha comido ahora. Quizás mañana será mejor.”
Faultline suspiró, “Esperemos. Es muy fácil volverse unido a esa chica, ¿sabe a qué me refiero?”
“Sí.”
“¡Carajo!”, Maldijo, mientras pasaba la mano por las varillas y, una vez más, la madera verde se negaba a cortarse.
“¿Qué estás haciendo?”
“Hemos hablado sobre el efecto Manton.”
“La regla que impide que algunos poderes afecten a los seres vivos. Has estado tratando de eliminar esas restricciones de ti misma.”
“Sin suerte. Es cuestión de tiempo antes de que tengamos un trabajo, las cosas se pongan feas, y sea demasiado débil, debido a esta limitación arbitraria.”
“Me resulta difícil creer que cualquiera que haya derrumbado un edificio sobre alguien pueda llamarse a sí mismo débil.”
“Eso fue más suerte que cualquier otra cosa", suspiró, mientras ajustaba las posiciones de las varillas.
“Si tú lo dices.”
“No es que no haya precedente para esto. Sabemos a ciencia cierta que algunas capas que alguna vez fueron retenidas por el efecto Manton han descubierto una forma de evitarlo o superarlo. Narwhal es el caso más obvio.”
“Sí.”
“Hay una rama teórica que dice que el efecto Manton es un bloqueo psicológico. Que, debido a nuestra empatía por los seres vivos, detenemos nuestros poderes en un nivel instintivo. O, tal vez, nos retenemos contra otros seres vivos porque hay una limitación impuesta inconscientemente que nos impide herirnos con nuestros propios poderes, y es demasiado general, abarcando a otros seres vivos en lugar de solo a nosotros mismos.”
“Ya veo.”
“Así que estoy tratando de engañar a mi cerebro. Con esta configuración, paso de material inorgánico a material orgánico muerto a tejidos vivos. Madera verde, en este caso. O lo mezclo para que vaya de uno a otro sin ningún patrón. Si puedo engañar a mi cerebro para que cometa un error, anticipando el material equivocado, tal vez pueda atravesar ese bloqueo mental. Hacerlo una vez, y sería más fácil para futuros intentos. Esa es la teoría, de todos modos.”
Ella lo intentó de nuevo. “¡Mierda!”
“No parece estar funcionando.”
“No me digas. Hazme un favor. Reorganiza estos. No me dejes verlos.”
Se acercó al escritorio, desató las varillas, las barajó y luego las ató en su lugar mientras ella estaba sentada allí con los ojos cerrados.
“Adelante”, le dijo.
Lo intentó de nuevo, con los ojos cerrados. Cuando ella los abrió, ella maldijo varias veces seguidas.
Gregor dio un paso alrededor del escritorio, la agarró por el cuello con su mano izquierda, y la sacó de la silla. La empujó al suelo y se subió encima de ella para que él estuviera a montando sobre ella, sus rodillas presionando sus brazos hacia abajo. Su agarre se apretó incrementalmente.
Los ojos de Faultline se agrandaron y su rostro comenzó a cambiar de color mientras luchaba. Le puso las rodillas en la espalda, pero uno podría haber tenido más éxito golpeando un lecho de agua. El efecto fue el mismo. Debajo de su piel, que era más dura de lo que uno podría imaginar, su esqueleto, músculos y órganos flotaban en un mar de fluidos viscosos. Su esqueleto, había aprendido, era más parecido al de un tiburón que un humano. Era un cartílago flexible que se doblaba donde el hueso se rompería y cicatrizaba más rápido que el hueso. Había sido atropellado por un automóvil y se puso de pie poco después. Sus patadas no tendrían mucho efecto.
“Lo siento”, le dijo.
Su lucha gradualmente se debilito. Tardó un tiempo antes de que empezara a flaquear.
Esperó un segundo más, luego la soltó. Ella comenzó a toser mientras vertía aire en sus pulmones.
Esperó pacientemente a que se recuperara. Cuando ella parecía tener más o menos el control de su propia respiración, habló: “Hace meses, estábamos hablando sobre este tema, el efecto Manton. Tu mencionaste cómo podría ser posible que alguien como nosotros tenga un segundo evento detonante. Un cambio radical o mejora en sus poderes como resultado de un momento de vida o muerte. Tal podría explicar cómo romper la regla de Manton.”
Ella asintió, tosiendo de nuevo.
“No habría funcionado si te hubiera advertido de antemano. Lo siento.”
Ella negó con la cabeza, tosió una vez, y luego le respondió con voz ronca: “No funcionó de todos modos.”
“Lo siento.”
“¿Y si hubiera funcionado, gran lunático? ¿Qué esperabas que te hiciera? ¿Corta tu mano? ¿Matarte?”
“Pensé que tal vez mi mano o mi brazo, en el peor caso. No creo que me mates, incluso en un momento como ese. Has hecho mucho por mí. Incluso si resultara imposible volver a conectarlo, no diría que es una mano muy atractiva”, examinó la mano que acababa de utilizar para estrangular a Faultline, “Perderla, por algo en lo que has estado trabajando durante mucho tiempo no es algo lamentable.”
“Idiota”, se puso de pie, tosiendo de nuevo, “¿Cómo diablos se supone que me vaya a enojar contigo cuando dices algo así?”
Él permaneció en silencio.
“Bueno, o eso no va a funcionar, o necesito algo que me acerque aún más a la muerte... en cuyo caso lo estoy tachando de la lista de todos modos.” Ella movió su silla y se sentó en su escritorio, empujando el aparato con las barras en la basura. “Me gusta estar viva demasiado para bailar en ese filo de la navaja.”
“Sí”, su voz era tranquila.
“Gracias, por cierto, por intentar eso”, le dijo, mientras vaciaba la bolsa de un sándwich y medio. Le devolvió el medio sándwich de Gregor a la bolsa y dejó la suya a un lado, sin abrir. “Creo que fuera fácil.”
Él sacudió la cabeza.
“Así que, estoy devolviendo el favor, entonces. Siéntate.”
Él acercó una silla y se sentó al otro lado del escritorio.
“Hace un año, accediste a darme una parte de tus ganancias en nuestro pequeño grupo, si las usaba para responder algunas preguntas que teníamos.”
“Recuerdo.”
“Hablaré con los demás sobre esto, pronto, pero ya que tú fuiste el que más pagó, pensé que era correcto que primero lo compartiera contigo.” Abrió un cajón y sacó un archivo. Ella lo empujó sobre el escritorio. “Esto es lo que he encontrado, hasta ahora.”
Él abrió el archivo. La primera página era una imagen, de alta resolución, de una 'u' estilizada, o una 'c' girada noventa grados en el sentido contrario a las agujas del reloj. Tocó su brazo, donde un tatuaje idéntico a la imagen lo marcaba.
“Sea quien sea”, explicó Faultline, “Ya sea una o varias personas, es muy, muy bueno para cubrir sus huellas.”
Pasó las páginas. El siguiente conjunto de páginas eran imágenes, informes de la escena del crimen, archivos oficiales y artículos de noticias sobre varios parahumanos, cada conjunto de páginas relacionadas con uno específico. El primero era un hombre monstruo con un caparazón parecido al de un escarabajo cubriendo su cuerpo. Gregor mismo era el segundo.
“Tú y Newter, como ya sabes, no están solos. De manera constante, los parahumanos han aparecido en toda América del Norte. Amnesia retrógrada, todos marcado por el mismo tatuaje que se encuentra en varias partes de su cuerpo. Cada uno fue abandonado en un lugar apartado en un área urbana. Callejones, zanjas, tejados, debajo de puentes.”
“Sí”. Gregor pasó más páginas. Cada conjunto de páginas tenía más personas como él.
“Aquí está la cosa, sin embargo. Al principio, la mayoría eran extraños en apariencia. Hasta cuatro de cada cinco parahumanos monstruosos, si puedes disculpar el término, siguen el patrón, y ese número podría aumentar si tuviera la oportunidad de examinar o conseguir una entrevista decente con los demás. El tatuaje, la amnesia, sus primeros recuerdos es despertar en algún lugar de una ciudad extraña.”
“¿Al principio, dijiste?”, Preguntó Gregor, “¿Esto cambió?”
“Pasa a la pestaña roja.”
Encontró la pestaña roja que sobresalía y se volvió hacia esa página. Una imagen de alta calidad de una atractiva chica pelirroja.
“Ella apareció en Las Vegas. Todo el negocio de los casinos ha mordido el polvo, casi, desde que los parahumanos que pueden jugar con las probabilidades o hacer trampa comenzaron a aparecer. Pero aún hay juegos clandestinos. Ella participó en algunos, y le pusieron una recompensa a su cabeza en cuestión de días. Se está llamando a sí misma Shamrock, y yo apostaría buen dinero en el hecho de que tiene poderes que le permiten manipular probabilidades.”
“Ya veo. ¿Por qué estamos hablando de ella?”
“Siguiente página.”
Pasó la página. “Ah”
Era una imagen granulada de una cámara de vigilancia. Shamrock estaba en medio de cambiarse de ropa en lo que parecía un estacionamiento subterráneo, y, aunque parcialmente oscurecido por la correa de su sostén, el tatuaje era visible en su omoplato. Una 'u' estilizada.”
“Esa es la pieza del rompecabezas número uno. Dadas las fechas, y eres libre de mirarlas en tu propio tiempo, pasando por los primeros avistamientos, las personas que aparecen con estos tatuajes son cada vez menos monstruosas con cada año que pasa. No siempre, pero es una tendencia. Entonces, boom, encontramos a Shamrock. No hay características extrañas de que hablar.”
Dio vuelta unas páginas.
“Pieza número dos. Me temo que es uno de esos casos en que las cosas se han cubierto demasiado bien para que podamos verificarlas, pero te diré lo que escuché. Tallahassee, Florida, hace solo tres meses, circuló un rumor sobre alguien que se hacía llamar Dealer.”
“¿Qué estaba traficando?”
“Poderes.”
“Poderes”, se hizo eco de Gregor.
“Pagale una cantidad en el vecindario de treinta y cinco mil dólares, el vendedor te da algo para beber, y te unes a las filas de los héroes y villanos en la comunidad de capas. Poderes en una botella.”
“Ya veo. ¿Cómo se relaciona esto?”
“Porque una persona que afirma ser cliente hizo una publicación en un blog sobre su transacción. Está cerca del final de ese archivo. En su publicación, describió que Dealer tenía un maletín de metal lleno de frascos. Grabado en el interior de la tapa...”
“El mismo símbolo que el tatuaje”, adivinó Gregor.
Faultline asintió, “Y eso es lo que sabemos.”
“Ya veo. ¿Podemos rastrear a este individuo con el blog?”
“Él está muerto. Asesinado por dos capas sin nombre menos de un día después de que hizo la publicación.”
“Ah.”
“Lo que creo es que alguien ha descubierto cómo las personas obtienen poderes, y han hecho un negocio de ello. Pero los primeros intentos no fueron tan bien. Podría ser que, si la química es mala, las personas que beben esas cosas se vuelven como tú, como Newter, como Sybill y Scarab.”
“Entonces esta persona o personas. Crees que están experimentando. Han estado perfeccionando su trabajo y los cambios físicos se han reducido.”
“Y este Dealer era su vendedor, o más probablemente, alguien que se robó parte de su trabajo e intentó sacar provecho de él. Las personas con las que hizo negocios no se hicieron los tatuajes.”
La silla de Gregor gimió dolorosamente mientras se inclinaba hacia atrás.
“¿Qué sigue?”
“Nadie ha visto u oído hablar de este Dealer desde que el blogger fue asesinado. El Dealer está muerto o está manteniendo un bajo perfil. Entonces seguimos nuestra otra pista. Tengo investigadores privados buscando a Shamrock. Estoy pensando en concluir nuestro contrato con Coil aquí, entonces, si tenemos la suerte de que nuestros detectives la encuentren antes que los cazarrecompensas, le hacemos una visita. O puede decirnos algo, o podemos ofrecerle un puesto en el equipo.”
“O ambos”, dijo.
“En un mundo ideal”, Faultline sonrió.

| Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente |

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]

Máquina tragaperras - Efecto de sonido - YouTube Sonido máquina traga monedas - Sonidos de casino - YouTube SONIDO CASINO, SALON CAPRICORNIO..wmv SONIDO CASINO OJITOS NEGROS EN VIVO Sonido Casino - Minneapolis Minnesota

Terms and Conditions apply. New players only. 18+. 35x wagering applies to Bonus Cash Sonido Casino En Vivo and Bonus Spins. Deposit of £20+ unlocks a 100% Match Bonus up to £100 in Bonus Cash, subsequent wager of £20+ on slots unlocks 100 Bonus Spins and 20 Bonus Spins per Sonido Casino En Vivo day over 5 days on selected games. . BeG Sonido De Casino Tragamonedas, casino cusco peru, dinner and show star casino, bursa casino. 200. 10€ No Deposit Bonus; Bonus Code: SPECIAL200; Wide Selection Of Slots; 5 /5. Sign up for +350 NO DEPOSIT SPINS! £200 Cash Back + 50 Spins . €150. 81 views . 100%. Portugal 2-€500. Wager. Percentage . Prize pool: 100% bonus up to £300 + 20 free spins. 150%. Read our full review-Casoo ... Sonido Casino Welcome Bonus: 100% up to €100. This promotion is limited to one account per customer. Minimum deposit is €10. Players must wager the bonus amount 45 times prior Sonido Casino to making any withdrawals. Game weighting rules apply. Country restrictions apply. 18+, New Players Only. Play Responsibly - Wagering Requirements Sonidos mp3 gratis. Descargas y busqueda. Mas sonidos mp3 gratis: Sonidos de Animales; Sonidos de Perros; Sonidos de Gatos Sonido Costeño (SC) is a modern day latin band in New York City. Their high energy music is a creative fusion of latin music and salsa along with other world music and their fabulous concerts transform their club audiences into dance hall performances. Sonido Costeño’s “staying power” is seen by the ensemble’s growing loyal fan base from not only the New York City area (Manhattan ... Sonidos mp3 gratis. Descargas y busqueda. Sonidos mp3: ruleta casino. ruleta casino Descargar tono de llamada de sonido del Casino en formato mp3, mp4. La mejor selección de sonido del Casino para teléfonos Android, iPhone, iPad, tableta. Arcade Arcade Sport Asteroid Athletics Ball Basketball Boxing Casino Game Over Game Show Goal Golf Light Saber Lose Monster Player Punch Slot Machine Soccer Space Shooter Sports Toy Video Game Win. Misc. Balloon Break Bubbles Cartoon Coin Construction Countdown Cute Fairy Festive Fireworks Intro Halloween Key Lock Magic Metal Movie Page Paper Police Pop Sci-Fi Sparkle Spell Squeak Tools White ... Audio Micro is absolutely an electronic product. And, it is actually dissimilar to almost every other varieties that you could find on the web. Audio Micro has a whole lot of advantages above others. You will find, the same styles of Audio Micro are certainly popular these days. There are several product builders that are creating several types of goods like Audio Micro. Descargas ilimitadas de “casino” Fotos con una suscripción a Envato Elements.

[index] [16239] [6014] [4614] [10576] [33791] [1583] [5291] [25823] [15645] [32835]

Máquina tragaperras - Efecto de sonido - YouTube

SONIDO CASINO (el original) de Carlos Huerta: Los jovenes de la defensa - Duration: 8:05. sonidolaclase 4,966 views. 8:05. Banda La Costena- Mi Historia Entre Tus Dedos - Duration: 4:23. ... Efecto de sonido de máquina tragaperras o tragamonedas cuando toca el premio. Slot machine sound effect when you play the prize. Las máquinas tragamonedas, t... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Sonido casino tocando en la calle lake st aun lado del BAZAR internacional en el evento del dia 5 de mayo el cual lo celebraron el dia domingo 9 del 2010 celebrando tambien el dia de las MAMAS ... SONIDO CASINO de Carlos Huerta(El original) La esencia del amor - Duration: 7:35. sonidolaclase 10,526 views. 7:35. SONIDO CASINO 1990 (El original) LA SALSA ROCKANROLERA - Duration: 4:16. ...

http://centobot-review.forexhe.pw